Público
Público

Pese a riesgo, algunos pacientes con enfermedad renal toman AINE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

A pesar de la recomendación deque los pacientes con enfermedad renal eviten losantiinflamatorios no esteroides (AINE), un estudio sugiere quedeberían utilizar esos analgésicos más que otras personas.

Los autores hallaron que, entre más de 12.000 participantesde una encuesta nacional de salud, los estadounidenses conenfermedad renal moderada a grave eran más propensos a tomarAINE.

De hecho, lo hacía el 5 por ciento, comparado con el 2,5 porciento de los adultos con riñones sanos y el 2,5 por ciento delos pacientes con enfermedad renal leve. Dos tercios de losusuarios de AINE con enfermedad renal muy grave habían tomado losanalgésicos durante por lo menos un año.

Los AINE incluyen fármacos de uso común, como el naproxeno(Aleve, Naprosyn), el ibuprofeno (Motrin, Advil), el diclofenac(Voltaren), la aspirina y el medicamento para la artritis deventa bajo receta llamado celecoxib (Celebrex).

En algunos casos, los AINE habían sido recetados (el 10 porciento de las veces entre los usuarios con enfermedad renalmoderada a grave).

Las personas con enfermedad renal tienden a tener otrosproblemas de salud, como enfermedades artríticas dolorosas. Demodo que en algunos casos, los médicos habían comparado losriesgos de indicar AINE con los beneficios (aliviar el dolor) ydecidieron recetar el fármaco, según opinó la autora principalLaura Plantinga, de Emory University, Atlanta.

En otros casos, los pacientes con enfermedad renal habríanignorado la recomendación de evitar tomar AINE.

Lo importante para todos ellos es saber que todos losmedicamentos tienen riesgos y que siempre es buena idea conversarcon el médico antes de tomarlos, agregó la autora.

Los resultados, publicados en Annals of Family Medicine,surgen de información de 12.056 adultos de Estados Unidos quehabían participado en un estudio nacional a quienes se les habíanrealizado análisis de sangre y orina para determinar su funciónrenal.

Los encuestados habían respondido sobre el uso demedicamentos.

El 9 por ciento tenía enfermedad renal leve y el 11 porciento, moderada a grave. Y casi el 96 por ciento de losparticipantes con enfermedad renal leve, lo ignoraba, como casiel 90 por ciento del grupo con disfunción renal moderada agrave.

Eso es algo muy común, dijo Plantinga, porque la enfermedadrenal no suele dar síntomas hasta que está avanzada, cuandoproblemas como fatiga, micciones frecuentes, pérdida del apetito,oscurecimiento de la piel e inflamación de las manos y los pies.

Aun así, el uso de los AINE era muy frecuente en los queconocían que tenían enfermedad renal. El 4 por ciento estabatomando un AINE, como así también el 4 por ciento de los queignoraban su problema renal.

Las causas más comunes de enfermedad renal crónica son lahipertensión y la diabetes. Las personas con esas enfermedadesdeberían controlar la función renal periódicamente.

FUENTE: Annals of Family Medicine, septiembre/octubre del2011.