Público
Público

El pesimismo del inversor español continúa por tercer trimestre consecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pesimismo del inversor español se mantiene por tercer trimestre consecutivo, aunque entre julio y septiembre ha mejorado con respecto a los tres meses anteriores, al pasar de -0,53 puntos a -0,35 puntos, según la encuesta que elabora trimestralmente JP Morgan Asset Managet.

El estudio de JP Morgan conocido como Indice de Confianza del Inversor, señala como razones para el mantenimiento continuado de este pesimismo la crisis económica y el paro.

Respecto a la leve mejora con respecto al trimestre anterior, se debe a que hay una disminución del número de inversores consultados que creen que es "muy probable" que los mercados bursátiles bajen en los próximos seis meses, a la vez que aumentan los que no prevén variaciones en ese periodo.

El índice de confianza del inversor se obtiene ponderando las respuestas de los inversores a la pregunta: "¿Cómo cree que evolucionarán los mercados bursátiles en los próximos 6 meses?".

Con las respuestas se evalúa una media que indica la tendencia del mercado, que se fija en los valores +20 y -20, dependiendo de que todos los encuestas respondiesen que es "muy probable que suba", o por el contrario que es "muy probable que baje".

Si se computa que es "probable que suba", el baremo establecido es +10, y naturalmente -10, si es "probable que baje", mientras que estaría en 0 que no sea probable ni improbable.

Asimismo los inversores españoles, según JP Morgan siguen siendo escépticos con respecto al final de la crisis, ya que el 77% de los consultados estima que la recuperación todavía tardará en producirse al menos 18 meses.

El estudio deja claro que ese sentimiento negativo sobre los mercados se refleja en la forma de invertir de los españoles, que buscan la seguridad de los depósitos y de la renta fija frente a otras fórmulas de inversión.

Por ello es significativo el incremento del porcentaje de inversores que declaran tener renta fija en el trimestre, un 3,5%, el más alto desde hace más de un año.

Esta mejora podría sugerir una relajación de la crisis de deuda soberana que se produjo por los problemas griegos en la primera mitad del año.

Además, casi el 92% por ciento de los encuestados reconoce tener un depósito, cuenta o libreta de ahorro, el nivel más alto en las trece encuestas trimestrales realizadas hasta ahora por la gestora de fondos de JPMorgan.

La mejora de la renta fija contrasta con la caída de los inversores que poseían renta variable, ya que un 3,9% tuvo en cartera acciones en el tercer trimestre de 2010, poco más de la mitad del 6% de los tres meses anteriores.

Por otro lado, el descenso más acusado se produce en los planes de pensiones, que se justifica, según este estudio en que las dificultades para ahorrar.

La encuesta elaborada por JPMorgan dedica también un apartado a recoger las intenciones de los inversores para los próximos seis meses, donde lo más destacado es que se duplica el número de inversores que no esperan realizar ninguna inversión, desde el 11% hasta el 22%.

También se consolida la tendencia de crecimiento experimentada por la renta fija, con más inversores buscando la seguridad y rentabilidad de este tipo de inversión, mientras que se mantiene el porcentaje de encuestados que esperan tener un depósito o cuenta de ahorro, aunque parece haber tocado techo.

En la parte negativa destacan nuevamente los planes de pensiones, que parecen acelerar su pérdida de atractivo entre los inversores y pierden más de cuatro puntos porcentuales y se coloca en el nivel de intención más bajo de dos años.

El universo del análisis realizado por JP Morgan es de 1.181 entrevistas a consumidores de productos de ahorro e inversión en hogares en el territorio nacional de 30 años y más años de edad (acciones en bolsa, fondos de inversión, renta fija - letras del Tesoro, Bonos del Estado -, depósitos y libretas y cuentas de ahorro remuneradas con un tipo de interés).