Público
Público

Tener peso de más no siempre significa problemas de corazón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tener peso de más no necesariamentesignifica que el corazón está enfermo, de acuerdo a un estudiogriego que se suma a las crecientes evidencias que sugieren quela gente con sobrepeso no siempre es poco saludable.

El estudio, publicado en el Journal of the American Collegeof Cardiology, halló que menos del 10 por ciento de las personasobesas sanas de alrededor de 50 y 60 años sin factores de riesgode la enfermedad cardíaca desarrollaban un problema de corazón enun período de seis años.

En cambio, el 16 por ciento de sus pares más delgados, quetampoco tenían los factores de riesgo conocidos como síndromemetabólico, terminaba sufriendo la enfermedad debilitante.

"Tener un peso normal no necesariamente significa que somossaludables", dijo Christina Voulgari, de la Escuela de Medicinade la Universidad de Atenas, que lideró el estudio.

Voulgari y su equipo siguieron a 550 hombres y mujeres, delos cuales un cuarto eran obesos. Los participantes tenían enpromedio 55 años.

Más de dos tercios de los individuos obesos tenían factoresde riesgo de la enfermedad cardíaca y vascular, como altosniveles de grasa en sangre, bajo colesterol "bueno", presiónarterial alta, resistencia a la insulina y una cintura grande, loque comúnmente se denomina "síndrome metabólico".

En comparación, poco más de un tercio de los pacientes conpeso normal contaba con estos síntomas.

Sin embargo, el hecho de que una persona fuera obesa tuvopoco impacto en su riesgo de falla cardíaca, en la cual elmúsculo del corazón se debilita y no puede suministrar lasuficiente cantidad de sangre al cuerpo.

Pero el síndrome metabólico marcaba una gran diferencia encuanto a quién experimentaba enfermedad cardíaca, aun luego deajustar factores como el cigarrillo, la actividad física y otrosaspectos relacionados a la dolencia.

Por ejemplo, el 63 por ciento de las personas con peso normaly síndrome metabólico desarrollaron una falla cardíaca, encomparación con el 16 por ciento de aquellos que no tenían elsíndrome.

De acuerdo a los resultados, Voulgari dijo que las personascon mayor peso en realidad tuvieron menos casos de enfermedadcardíaca que sus pares con peso normal o sobrepeso.

Entre los participantes obesos con síndrome metabólico, el 54por ciento desarrolló el problema, mientras que sólo el 9 porciento de los que no tenían los factores de riesgo sufrieron laenfermedad.

Voulgari sostuvo que su estudio no significa que las personassin síndrome metabólico deben comer comida chatarra sinpreocuparse por las consecuencias, sino que todos deberíanaspirar a un estilo de vida saludable.

"Deberíamos intentar centrarnos más en el ejercicio, seguirla regla diaria de los 10.000 pasos, tener un estilo de vida mássaludable y no fumar para mantenernos en forma", afirmó.

También es recomendable hacer la dieta Mediterránea, que hasido asociada con beneficios para el corazón e incluye aceite deoliva y una abundante cantidad de frutas, verduras, legumbres,granos integrales, pescado y niveles moderados de vino tinto.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology,septiembre del 2011.