Público
Público

El peso de las tradiciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'ARRIYA' (La piedra)

DIRECTOR: Alberto J. Gorritiberea

REPARTO: Iban Garate, Sara Casasnovas

GÉNERO: drama

DURACIÓN: 101 minutos

Peru vive dividido entre dos amores: María, hija de un maqueto, apegada a la tierra, fuerte y decidida; y Jone, recién regresada de París, elegante y llena de pasión. La familia de Peru mantiene un largo enfrentamiento con la de María que sus respectivos padres quieren solucionar con una apuesta: ganará las cuentas pendientes quien consiga arrastrar más veces con su animal de carga una piedra.

El pueblo vasco fronterizo en que se sitúa ‘Arriya' aparece como detenido en el tiempo. La inmovilidad y la incapacidad para tirar hacia adelante son el tema recurrente en la película. Se hacen presentes (a veces de forma demasiado explícita) en la roca del título que provoca el desafío entre las dos familias, en ese reloj del campanario que va marcha atrás o en el propio Peru, un joven incapaz de tomar decisiones por su cuenta que acaba siempre dejándose llevar. Gorritiberea construye un microcosmos en que el peso de la tradición en el País Vasco se refleja en cada rincón y en cada habitante: la mayoría de personajes incuban a fuego lento sus rencillas, miserias, traiciones, odios y venganzas, y la competición de arrastrar la piedra se convierte en la liturgia sagrada que permite exorcizarlos. Sólo las mujeres parecen dispuestas a querer romper con ese fatalismo para dejar atrás orgullos y rencores y disfrutar de la vida.

Resulta inevitable pensar en ‘Vacas' (1992), de Julio Medem, ante un filme que retrata la relación amorosa entre un joven y dos chicas en la Euskadi rural con el enfrentamiento entre sus familias como telón de fondo. Sin la ambición estilística del director de ‘La ardilla roja', Gorritiberea concentra su historia en el escenario único del pueblo y pretende darle un tono fantástico a partir de dilatar o atrasar el tiempo prescindiendo de las leyes físicas, lo que por momentos provoca más confusión que otra cosa. Porque la fuerza de ‘Arriya' no reside tanto en este ejercicio frustrado de realismo mágico sino en el certero retrato de una comunidad a partir de las relaciones entre unos personajes que no se conforman en funcionar como arquetipos y desprenden la suficiente fuerza para dar vida a esta historia de amor cargada de lastres.

El director Alberto J. Gorritiberea se ha forjado en la televisión vasca y en su currículum se encuentra el largometraje ‘Eutsi!' (2007), y los documentales ‘1908-2008 y sigo...', sobre Jorge Oteiza, y ‘Flysch, Haitzen Hitza', aunque considera ‘Arriya' su primera película realmente propia. El trío de amantes está encarnado por jóvenes intérpretes provenientes del mundo del teatro y la televisión: Iban Garate (Peru) es un rostro bien conocido para los espectadores de ETB, Sara Casasnovas (Jone) ha aparecido en la tercera temporada de ‘Amar en tiempos revueltos', y Begoña Maestre, también vista en esta serie y en ‘Compañeros', consiguió un merecido premio a la mejor actriz en el Festival de Málaga por su interpretación de María en este filme.