Público
Público

Petraeus advierte de la difícil misión que tiene en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe de las operaciones de Estados Unidos en Afganistán, el general David Petraeus, advirtió el sábado de la difícil misión que tiene por delante, un día después de llegar al país para hacerse cargo de los 150.000 efectivos integrados en las fuerzas internacionales lideradas por la OTAN.

Petraeus dijo a los cientos de asistentes a la fiesta organizada en la embajada estadounidense para celebrar el día de la independencia que era esencial mostrar unidad de propósitos para resolver los problemas de Afganistán.

"Es una misión difícil, no hay nada fácil en ella", dijo en el fortificado y amplio complejo en Kabul, la mayor misión exterior de Washington en el mundo.

Petraeus está encargado no sólo de ganar la guerra a la creciente insurgencia talibán, sino también de empezar una retirada de las fuerzas estadounidenses a partir de julio del próximo año.

Vestido con ropa de camuflaje bajo el abrasador sol de Kabul, Petraeus y el trajeado embajador estadounidense Karl Eikenberry dieron la bienvenida el sábado a cientos de invitados a un complejo decorado con banderas de barras y estrellas.

Una orquesta tocaba de fondo mientras los invitados daban cuenta de sus hamburguesas, mazorcas, palomitas y helados.

La designación de Petraeus podría ser el último intento en los esfuerzos de Washington para poner fin a un conflicto cada vez más costoso que está agotando los presupuestos occidentales en un momento en el que los países salen de la peor recesión mundial de la historia.

NOMBRAMIENTO CONFIRMADO

Petraeus aterrizó en Kabul el viernes tras confirmarse su designación por el Senado y después de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobara 33.000 millones de dólares para financiar un incremento de tropas que el militar espera que cambie la tendencia de la guerra.

El incremento elevará a 150.000 el número de soldados extranjeros en Afganistán a medida que se arraigue la nueva estrategia. Esta conlleva abordar a los talibanes en sus bastiones, al tiempo que se confía al Gobierno la mejora simultánea de la gestión y el desarrollo local.

Petraeus, que tiene previsto hacerse cargo formalmente de su cargo en una ceremonia en la sede de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) el domingo, tiene a su favor haber cambiado las cosas en la guerra de Irak usando tácticas militares.

ISAF dijo el sábado que un miembro del servicio había muerto en un atentado con un artefacto improvisado en el sur.

incluidos más de 100 el último mes, el más sangriento desde que comenzó el conflicto.

Las últimas dos semanas han arrojado una luz especialmente sombría sobre los esfuerzos de guerra, con la aparición de noticias de corrupción en el gobierno del presidente Hamid Karzai y el cambio en el mando de las fuerzas extranjeras.

También han surgido dudas sobre el compromiso del Gobierno de impulsar el gobierno y el desarrollo junto a las iniciativas militares, y sobre la capacidad de las fuerzas afganas para hacerse cargo de la seguridad.

Al mismo tiempo, Karzai ha ido cortejando a los talibanes con una serie de modestas aperturas hacia la paz, que han sido todas rechazadas por el movimiento islamista, que insisten en que las tropas internacionales deben abandonar el país antes de poner fin a su insurgencia.