Público
Público

El petróleo vivió una semana negra al ritmo de las malas noticias económicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El crudo de petróleo sufrió una semana negra en los mercados internacionales al bajar su precio al nivel más bajo en cuatro años, empujado por las malas noticias macroeconómicas, no sólo en Estados Unidos sino también en la Unión Europea (UE).

La semana comenzó con una fuerte bajada después de que la OPEP -que controla un 40 por ciento de las exportaciones mundiales- decidiera el sábado en El Cairo aplazar hasta mediados de diciembre una posible reducción de su oferta petrolera.

El precio de todos los crudos cayó al inicio de la semana en torno del 10 por ciento, rompiendo en el caso del Petróleo de Texas (WIT) y Mal del Norte (Brent) por primera vez en tres años la barrera de los 50 dólares por barril (159 litros).

Pero la senda bajista no cedió allí. Al informarse el lunes de que la economía de EEUU ya se encuentra en recesión desde diciembre de 2007, el crudo volvió a ceder otro 4 por ciento.

El jueves la UE anunció que la zona euro también se encuentra técnicamente en recesión, con dos trimestres consecutivos de contracción del 0,2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Y en EEUU, las autoridades anunciaron el viernes que el mercado laboral ha sufrido un golpe histórico al destruirse más de 533.000 puestos de trabajo sólo en el mes de noviembre.

Los problemas de la economía más grande del mundo tendrán consecuencias negativas para el consumo energético en ese país, al igual que el de sus principales socios comerciales, la UE, Japón y China, advierten los analistas.

Entre lunes y viernes de esta semana, el precio del "oro negro" bajó un increíble 24 por ciento, la caída más fuerte desde la invasión estadounidense en Irak en marzo de 2003.

Y la cosa no parece parar aquí. El jueves, los analistas del banco estadounidense Merrill Lynch vaticinaron que el precio del crudo podría caer más todavía, hasta 25 dólares por barril.

El WTI, referencial en EEEUU, empezó la semana a un precio de 54,62 dólares por barril, cayó el lunes hasta 49,28 dólares, de allí bajó el martes a 46,96 dólares, el jueves a 43,67 y el viernes a 40,81 dólares por barril, su nivel más bajo desde diciembre de 2004.

El Brent, referente para Europa, comenzó la semana a 53,00 dólares, tras la decisión de no recortar la producción de la OPEP bajó hasta 47,97 dólares y cayó también en picado a partir del martes para cerrar la semana a 39,74 dólares por barril.

Por su parte, el precio del crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), se calculó sólo hasta el miércoles debido a un festivo musulmán que mantuvo cerrada la central del cártel en Viena el viernes.

El precio cayó de los 45,26 dólares del lunes hasta 40,75 dólares el miércoles, aunque está claro cuando vuelva a abrir la sede del grupo el martes próximo, el precio de la cesta OPEP sufrirá una de sus mayores caídas en la historia.

Eso sí, ante el abaratamiento del crudo, la OPEP ha reaccionado ya con dos acuerdos para limitar su oferta en unos dos millones de barriles diarios.

Además, los ministros del cártel tienen previsto pactar un eventual tercer recorte en una reunión extraordinaria que tendrá lugar el próximo día 17 en Orán (Argelia).

Mientras tanto, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) rebajó esta semana sus previsiones para la demanda global de crudo para el período 2008-2013, y vaticinó un crecimiento anual de apenas un 1,2 por ciento, un 25 por ciento inferior al 1,6 por ciento que había pronosticado previamente.

Y los expertos de Merrill Lynch no prevén un repunto del precio del petróleo hasta mediados del año próximo.