Público
Público

Las petroleras rusas, interesadas en explorar en Cuba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Petroleras de Rusia podrían participar en la exploración de aguas profundas cubanas del Golfo de México, dijo el embajador ruso en La Habana citado por la prensa local, en otra señal del relanzamiento de las relaciones entre los viejos aliados de la Guerra Fría.

El anuncio se hizo unos días antes de la visita del presidente ruso, Dmitry Medvedev, a Cuba, un viaje que, según analistas, pretende irritar a Estados Unidos.

El embajador ruso, Mikhail Kamynin, "mencionó que ya hay proyectos concretos vinculados con la participación de las empresas petroleras rusas en la perforación en la zona exclusiva de Cuba en el Golfo", dijo la revista estatal Opciones.

Petroleras de varios países han contratado bloques para la exploración de aguas profundas cubanas del Golfo de México, que, según geólogos cubanos, podrían esconder reservas por 20.000 millones de barriles de petróleo.

La última en sumarse fue la estatal brasileña Petrobras a finales de octubre.

Kamynin dijo que empresas rusas participarían, además, en la construcción de tanques para almacenar crudo y en la modernización de gasoductos.

Rusia quiere involucrarse también en la ampliación de una refinería de la era soviética en la ciudad portuaria de Cienfuegos modernizada con ayuda de Venezuela, dijo el diplomático a la revista Opciones.

Kamynin dijo también que la empresa rusa Norilsk Nickel, la mayor minera de níquel del planeta, está interesada en construir una planta de ferroníquel en Cuba.

Habló además de futuros negocios entre Cuba y Rusia en áreas como la biotecnología, farmacéutica, la industria aeronáutica y automotriz.

Ambos países negocian las líneas de crédito para financiar los proyectos y planean crear empresas mixtas para ejecutarlos, añadió el diplomático ruso.

"Los acuerdos suscritos y los próximos a rubricarse abren nuevas vías a la cooperación mutua para la intensificación de los vínculos económicos y comerciales", dijo Kamynin al semanario estatal Opciones.

La Unión Soviética fue durante décadas el principal benefactor de Cuba. Su desintegración en 1991 sumió a la isla en una crisis económica que, según las autoridades, aún no logró superar totalmente.

Buena parte de la infraestructura cubana es soviética, desde la maquinaria industrial hasta los aviones comerciales, los autos Lada o el armamento.

Rusia enterró su reclamación de una deuda de 26.000 millones de dólares de la era soviética, aceptó reestructurar una deuda de 162 millones de dólares desde 1991 y ofreció nuevos créditos comerciales a su ex aliado.