Público
Público

Philips se desprende de sus negocios de audio y video

La multinacional holandesa sale de las pérdidas y gana 226 millones de euros al cierre de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La multinacional holandesa Philips ha anunciado este martes la venta de su negocio de audio y vídeo a la japonesa Funai Electric por 150 millones de euros para centrarse en las áreas más rentables de dispositivos para el hogar, servicios de salud e iluminación. Esta operación marca la salida de Philips de uno de sus negocios tradicionales. Ya vendió su debilitado negocio de aparatos de televisión, estableciendo una sociedad conjunta con la firma con sede en Hong Kong TPV a principios de 2012.

La migración de los consumidores hacia la música, las películas y los juegos online a expensas del CD y el DVD ha llevado a Philips a abandonar el segmento de entretenimiento para el hogar incluso a pesar de que éste fue rentable el año pasado, ha comentado el presidente ejecutivo de la firma, Frans van Houten.

El grupo holandés ha luchado durante años para competir con los fabricantes asiáticos de electrónica de consumo, como televisores. La venta de su negocio de audio y vídeo significa que la división de consumo de Philips se centrará en electrodomésticos como tostadoras, licuadoras, máquinas de afeitar y cafeteras. La venta de las actividades de audio, multimedia y accesorios podría completarse en la segunda mitad de 2013, mientras que la transferencia del negocio de video se llevará a cabo en 2017, precisó la compañía holandesa.

Esta operación se ha anunciado el mismo día en que ha presentado los resultados de 2012, que vuelven a ser positivos. La compañía holandesa obtuvo un beneficio neto atribuido de 226 millones, frente a las pérdidas de 1.295 millones registradas en 2011, cuando asumió ajustes extraordinarios por importe de 1.355 millones. Las ventas de Philips alcanzaron los 24.788 millones, un 9,8% más que en 2011, gracias al incremento del 12,7% de las ventas del negocio de cuidados sanitarios y del 10,5% en la división de iluminación, mientras que el negocio de electrónica de consumo facturó un 6% más.

No obstante, en el cuarto trimestre del ejercicio la compañía holandesa registró pérdidas de 358 millones de euros, un 121% superiores a los números rojos del mismo periodo de 2011, como consecuencia de incluir elementos extraordinarios como la multa de 509 millones impuesta por la Comisión Europea por pactar precios en el negocio de televisores con otros fabricantes como LG, Samsung, Panasonic o Toshiba.

La multinacional holandesa amplió el pasado mes de septiembre el alcance de su plan de reestructuración, que supondrá el recorte de 6.700 puestos de trabajo con el fin de reducir costes en 1.100 millones de euros hasta 2014.

 hilips Electronics dijo que había acordado vender su negocio de audio y video a Funai Electric Japón por 150 millones de euros para centrarse en las áreas más rentables de aparatos para el hogar, servicios de salud e iluminación.

DISPLAY CONNECTORS, SL.