Público
Público

El PIB japonés muestra una recesión más profunda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Yuzo Saeki

La economía japonesa se hundió en la recesión en el tercer trimestre más de lo que se había estimado inicialmente, reforzando los temores de que esté enfrentando la contracción más larga de su historia.

La segunda mayor economía del mundo se contrajo un 0,5 por ciento entre julio y septiembre, mucho más que la cifra preliminar de un 0,1 por ciento, según mostraron el martes cifras revisadas del Producto Interior Bruto (PIB).

La medición también representa una caída mayor que el promedio pronosticado por los economistas, de 0,2 por ciento.

Con estos datos parece más posible que la economía nipona, impulsada por la exportación, siga contrayéndose al menos hasta el primer trimestre de 2009, lo que marcaría un récord de posguerra de cuatro trimestres consecutivos de caída.

"Japón tendrá que soportar privaciones el próximo año", dijo el ministro de Economía, Kaoru Yosano. "Los esfuerzos políticos son necesarios para evitar que la economía se deteriore de manera más acentuada", agregó Yosano.

El Gobierno llamó a un mayor gasto, que un diario dijo podría totalizar 216.000 millones de dólares, o cerca de 3,6 por ciento del PIB.

La zona euro y Estados Unidos también están en recesión, y el crecimiento se está desacelerando en los grandes mercados emergentes como el chino, lo que presagia una mala señal para importantes exportadores japoneses como Toyota y Sony.

Los principales fabricantes japoneses han recortado la producción para ajustarse al bajón en la demanda global.

"La revisión fue mayor a lo esperado. Dada una mayor debilidad en las exportaciones y el gasto de capital desde octubre, la contracción de la economía se profundizará en el cuarto trimestre", explicó Tatsushi Shikano, economista de alto rango de Mitsubishi UFJ Securities.

"La economía japonesa posiblemente se contraerá en el año fiscal que culmina en marzo", agregó Shikano.

El primer ministro Taro Aso ha pedido un nuevo paquete de gasto para aliviar las molestias ocasionadas por el empeoramiento de las condiciones de empleo en Japón, frente al pronóstico de una recesión extendida.

El diario Yomiuri Daily informó que el Gobierno está considerando un paquete que incluiría desembolsos que irían de 15 a 20 billones de yenes (161.000 a 216.000 millones de dólares) para ser gastados durante los próximos tres años.

Esta cantidad se sumaría a los 5 billones de yenes en gastos anunciados después de que la crisis financiera golpeó en septiembre a la economía global.