Público
Público

El PIB moderó su caída interanual al 0,1% en el segundo trimestre

El consumo de los hogares contribuye a la mejora de la economía entre abril y junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La economía española registró en el segundo trimestre una caída interanual del 0,1%, una décima por debajo de lo inicialmente calculado, según ha publicado hoy el INE, que mantiene que en términos trimestrales hubo un crecimiento del 0,2%.

Esta nueva cifra se explica fundamentalmente por la revisión de los datos de 2009, anunciada ayer, según la cual la economía cayó una décima más de lo previsto, el -3,7%.

La mejora de la economía entre abril y junio se explica sobre todo por el consumo de los hogares, que aceleró su aumento hasta el 1,3% en términos trimestrales, el mayor desde el segundo trimestre de 2004, y consiguió volver a crecer de forma interanual por primera vez en dos años, con un avance del 2%.

Mientras, el gasto público aceleró su aumento al 0,4% en un año y al 0,7% en el trimestre, por el avance que aún registraba la remuneración salarial de los empleados públicos y por la compra de productos médicos, farmacéuticos o educativos.

El otro componente de la demanda interna, la inversión, siguió disminuyendo, aunque en mucha menor medida que en los trimestres anteriores: se redujo un 0,7% en términos trimestrales y aminoró su caída interanual en 2,5 puntos hasta el 7%.

Esta mejora fue gracias, sobre todo, a la inversión en bienes de equipo, la única que crece -el 8,7% en un año y el 4,6% trimestral- en línea con los datos más positivos de las cifras de negocio y pedidos industriales.

La inversión en construcción mantiene su bajada anual en el 11,4% -aunque se ralentizó la caída de la destinada a vivienda- y se redujo un 2,2% en términos trimestrales.

Con estos datos de consumo e inversión, la aportación de la demanda interna siguió siendo negativa, en medio punto, mientras que la demanda externa -el saldo del comercio exterior- atenuó en un punto su aportación positiva, que fue de 0,4 puntos.

La menor aportación del sector exterior se debió a que aunque mejoraron las exportaciones, las compras al exterior aceleraron su aumento con más intensidad.

Así, las exportaciones se incrementaron el 10,5% -1,6 puntos más que en el trimestre anterior-, mientras que las importaciones elevaron su aumento en 6,1 puntos hasta mejorar el 8,1%.

En el análisis de la actividad de los distintos sectores, la que más subió fue la de las ramas energéticas e industriales, el 1,8% -sólo la industria creció el 2,2%-.

Mientras, la actividad constructora siguió cayendo, el 6,4%, la agricultura y la pesca se deterioraron un 3,5% y los servicios sólo mejoraron el 0,4%.

El empleo, que atenuó su caída en 1,2 puntos, hasta el 2,5%, siguió disminuyendo en todos los sectores, sobre todo en la construcción, el 11,8%, aunque en mucha menor medida que en trimestres anteriores.

En la industria la ocupación aún bajaba el 4,8%, el 0,8% en los servicios y el 0,5% en la agricultura y la pesca.

Por su parte, la productividad por puesto de trabajo se mantuvo en el 2,5% y por hora trabajada se redujo a la mitad con respecto al trimestre anterior, y se situó en el 0,9%