Público
Público

El PIB será ligeramente negativo en el 4º trimestre, según Ocaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, dijo el martes que la tasa de crecimiento de España en el cuarto trimestre de 2009 será ligeramente negativa respecto al trimestre anterior.

"Nuestra previsión central es que en el cuarto trimestre de 2009 todavía vamos a tener una tasa de crecimiento (intertrimestral) negativa, ya muy pequeña, pero negativa todavía", dijo Ocaña en un foro organizado por el diario Cinco Días.

Según Ocaña, la economía española comenzará a crecer a tasas positivas a lo largo de 2010.

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo que el Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo preliminarmente en el tercer trimestre un 0,3 por ciento frente al -1,1 por ciento del trimestre anterior. La tasa interanual también moderó su contracción hasta el 4,0 por ciento frente al -4,2 por ciento del segundo trimestre.

El INE anunciará la serie completa del PIB del tercer trimestre el 18 de noviembre.

Ocaña, que reiteró que la economía tocó suelo en el segundo y en el tercer trimestre de este año, dijo que la recuperación se basará fundamentalmente en el sector exterior y no en el sector inmobiliario ni en la demanda, antiguos pilares del crecimiento antes de que España empeñara su gestión económica en cambiar el modelo del crecimiento.

EMPLEO, DÉFICIT Y COMPETITIVIDAD

En esta etapa de crisis y larga recesión económica, el Gobierno ha centrado la mayor parte de sus esfuerzos en reactivar el maltrecho mercado laboral y ha expresado su intención de volver a la consolidación presupuestaria lo antes posible.

Según Ocaña, estos dos frentes continuarán constituyendo el eje de la política económica del ejecutivo hasta cristalizar en creación de empleo y en el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.

Ocaña dijo que con una tasa de paro del 18 por ciento de la población activa en el tercer trimestre de este año y más de cuatro millones de desempleados, el principal problema es la desocupación.

En cuanto al déficit público, que para este año el Gobierno prevé alcance el 9,5 por ciento del PIB, Ocaña señaló que tales niveles son insostenibles a largo plazo pese a que el ratio deuda/PIB sea muy inferior en España respecto a la media de la Unión Europea.

"El déficit resulta parte de un gasto difícilmente sostenible a largo plazo", afirmó.

El secretario de Estado también hizo hincapié en que España posee un déficit coyuntural que mejorará cuando la economía supere la crisis, así como un déficit estructural que requiere de un constante proceso de revisión de gastos e ingresos que debe ser asumido por todas las administraciones públicas.

"Este esfuerzo de consolidación es complicado, pero se puede conseguir", añadió.

Según Ocaña, del 9,5 por ciento de déficit público previsto para este año, cuatro puntos corresponden al déficit coyuntural.

Ocaña también señaló que para superar los desafíos que supone el cambio de modelo de crecimiento económico, es necesario potenciar la competitividad y continuar en el camino de las reformas estructurales.

"Nuestro reto es ganar competitividad", dijo.

Además, insistió en que más allá de la anunciada subida de impuestos, el Gobierno no tiene en cartera nuevos incrementos impositivos.