Público
Público

Piden a Ana Mato que derogue los recortes sanitarios por "inútiles, inmorales e injustos"

En el primer aniversario de la aprobación del Real Decreto Ley en el que se incluye un paquete de medidas de ajuste, la plataforma 'Yo Sí Sanidad Universal' ha convocado dos actos de protesta en el Ministerio de Sanidad y el Congr

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los recortes incluidos dentro del Plan de medidas urgentes aprobados por el Gobierno hace justamente un año son “inútiles, inmorales e injustos”, explica la carta que ha entregado la plataforma Yo Sí Sanidad Universal este miércoles en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a  la ministra Ana Mato, coincidiendo con el primer aniversario de la aprobación del Real Decreto Ley que incluye el citado plan de ajuste.

Pasadas las 10 de la mañana una congregación de unas 50 personas se trasladaba al Ministerio de Sanidad para entregarle a la ministra un documento en el que se exige de nuevo la derogación del RDL, que se aprobó el 24 de abril de 2012. Otro acto más que se incluye dentro de los realizados en estos doce meses de protestas ciudadanas tras la aprobación de la cartera de ajustes a la sanidad.

'El pomposo nombre que encabeza este Real Decreto Ley no esconde la realidad que supone: un cambio en el modelo sanitario, que elimina la protección de la atención universal', asegura el escrito que la plataforma Yo Sí Sanidad Universal ha querido dedicar a la ministra de Sanidad.

Dos activistas intentaron entrar en el Congreso pero al llevar pancartas les cortaron el paso

'Resulta imposible sostener que este Real Decreto Ley se ajuste a la Constitución. Señora ministra, su Gobierno ha intentado justificar la aprobación de este inmoral decreto con el falaz argumento de la necesidad de ahorrar', cuenta el texto que fue depositado en el registro del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sin incidentes.

En el escrito, que consta de dos folios y medio, también se recalca que el personal sanitario, no sanitario y los usuarios de la sanidad pública no apoyan el paquete de recortes incluidos en este real decreto ley, tal y como declaró la propia Mato.

Antes de que comenzara el acto del Ministerio, dos activistas de la plataforma, acompañados por decenas de personas, intentaron entrar en el Congreso sin éxito. Ambos estaban invitados al pleno, pero al intentar superar el control de seguridad las autoridades les impidieron el paso por llevar varias pancartas que querían desplegar dentro del hemiciclo.

Entregada la carta y con la negativa del Congreso, comenzó entonces una congregación en la puerta del Ministerio de Sanidad. 'Esta ley ha supuesto un cambio total en el sistema sanitario, ¡y eso que decían que iba a mejorar la calidad del sistema! Al final estamos repagando los medicamentos y las consultas', cuenta uno de los asistentes a la protesta entre pancartas que rezaban a un año sin sanidad universal.

El Grupo Parlamentario Popular rechazará previsiblemente esta tarde en el Congreso una iniciativa del Partido Socialista para que se analice el impacto en salud de la reforma sanitaria impulsada hace un año por el Gobierno que, entre otras medidas, dejó sin derecho a tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular. Durante la presentación de esta proposición no de ley, que ha contado con el apoyo de otros grupos como CiU o Izquierda Unida, el diputado socialista José Martínez Olmos ha destacado que esta reforma fue 'enormemente perjudicial' para determinados colectivos.

En este sentido, ha recordado que varias ONG internacionales como Médicos del Mundo o Amnistía Internacional ya han denunciado que 'están encontrando casos donde se les ha negado la asistencia sanitaria o se ha procedido a facturar la atención ofrecida'. 'Es dramático, hay personas con enfermedades graves. Y la ministra de Sanidad siempre ha negado que haya personas que no tienen acceso a la sanidad cuando la necesitan, y eso no es verdad. Hay que rectificar cuando los hechos lo demuestran', ha lamentado Martínez Olmos. Por todo ello, ha pedido al Gobierno que inicie una evaluación del impacto de la reforma, avanzando que así lo establece la actual Ley de Salud Pública.

Sin embargo, la diputada conservadora Pilar Marcos ha avanzado que su grupo no apoya esta revisión ya que, como ha apuntado, los inmigrantes están ahora 'en igualdad de condiciones con los españoles cuando viajamos al extranjero'. Además, ha informado de que, según datos de los Sistemas de Vigilancia Epidemiológica y sistemas de alerta sanitaria, no se ha producido ninguna modificación negativa de la incidencia o prevalencia de las enfermedades sometidas a control. De igual modo, tampoco se ha constatado ningún brote epidémico imprevisto en los últimos meses ni se ha comunicado ningún incremento en el número de casos de enfermedades de declaración obligatoria'.

'El PP se preocupa por las personas con especial necesidad ya que todos los menores y mujeres embarazadas, aunque no residan legalmente en España, tienen garantizada la atención sanitaria como cualquier español. Además, cualquier inmigrante en situación irregular que tenga una urgencia médica tiene garantizado la asistencia sanitaria hasta el alta médica', ha defendido Marcos.