Público
Público

Piden a los donantes que sean más imparciales en la ayuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los países ricos, como Estados Unidos, Reino Unido y Francia, deberían mostrar más imparcialidad a la hora de asignar la ayuda humanitaria para aliviar los desastres en el mundo, dijo un informe publicado el miércoles.

El índice de Respuesta Humanitaria 2008, elaborado por la organización internacional sin propósito de lucro DARA (Asociados en la Investigación para la Asistencia al Desarrollo, por sus siglas en inglés), clasifica a 22 países ricos y a la Unión Europea por la eficacia de sus tareas de ayuda.

El índice combina datos cuantitativos, como la cantidad de ayuda entregada, con información reunida de 350 ONG a las que se les pidió que clasificaran a los donantes según su respuesta a las necesidades, neutralidad, trabajo con organizaciones no gubernamentales y capacidad de construcción local en zonas de desastres.

Los tres primeros siguieron sin cambios respecto al año pasado: Suecia, Noruega y Dinamarca. Los últimos fueron Francia, Austria, Italia, Portugal y Grecia.

Estados Unidos aparece en el puesto 15 de 23 por sus malas notas a la hora de dar ayuda con "neutralidad" y el apoyo a proyectos de desarrollo a largo plazo. Quedó penúltima, solo por delante de Grecia, en cuanto al apoyo al derecho internacional humanitario y las leyes de derechos humanos.

A pesar de los 8.000 millones de dólares invertidos en intervenciones para ayuda humanitaria en 2007, las naciones ricas no siempre actúan de acuerdo con los principios humanitarios que acordaron en 2005, según el informe.

"Hoy, más que nunca, a medida que la crisis financiera amenaza con reducir la financiación humanitaria, debemos asegurarnos de que la ayuda humanitaria futura se distribuya del modo más eficaz posible", dijo la directora ejecutiva de DARA, Silvia Hidalgo.

Los países más ricos deberían hacer más para ayudar a las víctimas de desastres proporcionando ayuda de manera imparcial, y no basándose en motivos políticos, económicos o de seguridad, pidió el informe.

En él, Estados Unidos aparece como el decimotercer donante más generoso respecto a su tamaño, con un total de 2,900 millones de dólares de ayuda humanitaria bilateral en 2007.

"El presidente electo Barack Obama ha expresado su deseo de reestablecer la altura moral de Estados Unidos en el mundo", dijo Hidalgo en un comunicado. "El liderazgo de América en el campo de la ayuda humanitaria mejoraría la percepción que la gente tiene de Estados Unidos en el mundo y también inspiraría a otros donantes a hacer lo máximo posible en favor de los más desafortunados del mundo".