Público
Público

Pierden los Lakers y los Celtics encabezaron la lista de los invictos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La competición de la NBA completo su primera jornada maratoniana de 13 partidos para ver como se dio la gran sorpresa con la derrota inesperada de los actuales campeones de liga, Los Ángeles Lakers, ante los Mavericks de Dallas.

Mientras que la racha triunfal continuó para los Celtics de Boston, Magic de Orlando, Heat de Miami, Hawks de Atlanta, Suns de Phoenix y Thunder de Oklahoma a los que se unieron los Cavaliers de Cleveland con su primera victoria, en el partido que menos jugó el pívot Shaquille O'Neal.

No hubo excusas de celebración de los anillos, los Lakers fueron siempre un equipo inferior ante los Mavericks, que tuvieron en el alero alemán Dirk Nowitzki al líder que le ganó el duelo al escolta Kobe Bryant, se impusieron por paliza de 80-94 en el Staples Center.

Sin el ala-pívot español, Pau Gasol, que sigue lesionado, los Lakers no tuvieron capacidad de reacción y los 20 puntos de Bryant no fueron suficientes porque Nowitzki logró 21 y además los Mavericks anotaron 25 de 32 tiros de personal.

Nowitzki acertó 10 de sus 11 tiros libres y atrapó 10 rebotes, Shawn Marion aportó 18 puntos y Jason Terry 16 tantos, para que los Mavericks (1-1) rompiesen una de seis derrotas consecutivas ante los Lakers (1-1), que habían ganado en Los Ángeles desde el 11 de marzo del 2007.

Si los Lakers mostraron debilidad como equipo y tampoco brilló su gran estrella, los Celtics si dieron de nuevo su mejor versión de conjunto al ganar fácil por 118-90 a los Bulls de Chicago.

Los "Big Three" encabezados por Paul Pierce 22 puntos, incluidos 20 en el tercer periodo, fueron demasiado para los jóvenes valores de los Bulls, encabezados por el segundo año, el base Derrick Rose.

Ray Allen aportó 20 tantos, Kevin Garnett llegó a los 16 y el base Rajon Rondo repartió 16 asistencias para dejar a los Celtics (3-0) invictos en lo que va de la nueva temporada.

"Cuando Ray y Paul aciertan con sus tiros, es realmente bueno para el equipo y ver el partido", declaró Doc Rivers, entrenador de los Celtics.

También es espectacular ver el juego de los Magic que con otro actuación completa del pívot Dwight Howard, aportó un doble-doble de 20 puntos y 22 rebotes ganaron por 95-85 a los Nets de Nueva Jersey.

La nota negativa para los Magic (2-0) fue la lesión en el segundo cuarto del escolta Vince Carter, que se enfrentaba a sus ex compañeros, y era la estrella del partido tras haber conseguido 16 puntos, antes que se torciese el tobillo izquierdo.

"Voy a recuperarme como un joven y mañana estaré listo para volver a jugar", comentó Carter.

Si los Magic están jugando como se esperaba de ellos no ha sucedido lo mismo con sus vecinos del sur, los Heat de Miami, que han tenido un comienzo de temporada arrollador con dos victorias consecutivas.

La clave ha sido el gran momento de juego en el que ha llegado el veterano pívot Jermaine O'Neal y junto con el escolta Dwyane Wade guiaron a los Heat al triunfo de 96-83 frente a los Pacers de Indiana.

Wade volvió a ser el máximo encestador del equipo y del partido al conseguir 32 puntos, mientras que O'Neal, que ya ha perdonado a su ex equipo por traspasarlo, los castigó con 22 tantos y 12 rebotes para que los Heat tengan marca de 2-0.

Los Hawks han comenzado la nueva temporada con un excelente juego de conjunto, donde sobre todos destaca la labor del pívot dominicano Al Horford, que volvió a ser el jugador más efectivo del equipo que ganó por 100-89 a los Wizards de Washington.

Aunque fuese el alero Josh Smith el centro de atención después de conseguir llegar a los 900 tapones y ser el jugador más joven que lo consigue en la historia de la NBA con sólo 23 años.

Smith también lidero el ataque de los Hawks con 20 puntos, el escolta Joe Johnson llegó a los 17 para que Horford tuviese un doble doble de 10 tantos y 12 rebotes.

También han sorprendido con su juego ofensivo los Suns, pero no el base canadiense Steve Nash, que se ha encontrado con su mejor versión de líder en asistencias y repartió 20 con 18 puntos para que su equipo venciese 123-101 a los Warriors de Golden State.

Nash completó su sexto partido como profesional en el que llegó a las 20 asistencias, para quedarse a dos de empatar su mejor marca, que estableció el 2 de junio del 2006 ante los Knicks de Nueva York, pero en partido de triple prórroga.

Por fin después de dos derrotas consecutivas, los Cavaliers de la súper estrella LeBron James lograron el primer triunfo de la temporada al ganar 104-87 a los jóvenes Timberwolves de Minnesota, que no tienen a ningún jugador franquicia definido.

James fue el líder de los Cavaliers (1-2) al conseguir 24 puntos con nueve rebotes, mientras que el equipo jugó mejor cuando el pívot lituano Zydrunas Ilgauskas estuvo en el campo O'Neal que se cargó enseguida de personales.

Sorprende el buen juego de los Thunder que con el alero Kevin Durant, cada día mas formado, vencieron por 91-83 a los Pistons de Detroit, que sintieron la ausencia por lesión del escolta Richard Hamilton, convertido en el nuevo jugador franquicia.

Durant aportó 25 puntos, incluidos 11 en el cuarto periodo, con 12 rebotes, y los Thunder tienen marca de 2-0, primera vez que lo consiguen desde la temporada del 2003-04 cuando todavía jugaban en Seattle con el nombre de los SuperSonics.

Comenzo a funcionar el trío Paul Millsap, Carlos Boozer y Deron Williams para que los Jazz de Utah (1-1) lograsen su primer triunfo de la temporada al ganar por 111-98 a Los Ángeles Clippers (0-3), que perdieron el tercer partido consecutivo.

Lo propio sucedió con Chris Paul y Emeka Okafor en los Hornets de Nueva Orleans (1-1) que se impusieron por 97-92 a los Kings de Sacramento (0-2) para conseguir su primera victoria.

La que también lograron los Sixers de Filadelfia al derrotar por 99-86 a los Bucks de Milwaukee (0-2); los Grizzlies de Memphis (1-1) que se impusieron 115-107 a los Raptors de Toronto (1-1) y los Bobcats de Charlotte (1-1), en doble prórroga, por 102-100 a los Knicks de Nueva York (0-2).