Público
Público

Piglia agradece el premio internacional Rómulo Gallegos como un reconocimiento latinoamericano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor argentino Ricardo Piglia se sumó el martes al selecto grupo de autores galardonados con el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, agradecido por un premio, que, dijo, es una forma para Latinoamérica de reconocer a su propia cultura.

Piglia recibió de manos del ministro de cultura venezolano, Pedro Calzadilla, la medalla y el diploma que le reconocen como ganador de la XVII edición del premio bienal, que cuenta entre sus galardonados a autores de la talla de los Nobel Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez.

"Es muy importante que la cultura latinoamericana tenga modos de reconocer el trabajo y la persistencia de nuestra cultura", dijo Piglia durante su discurso, en el que habló del acervo latinoamericano y del periodismo, y destacó "la tradición, la continuidad y el prestigio" del Rómulo Gallegos.

El argentino, que ha reiterado su poca afinidad con los premios, no dejó de hacer alusión a esa situación en sus palabras.

"Recibir un premio es siempre una situación ambivalente, uno se siente reconocido en su trabajo y al mismo tiempo inmediatamente piensa: no lo merezco, había otros escritores que podían haberlo ganado", dijo.

No obstante, destacó que los escritores trabajan "siempre en la soledad y la incertidumbre y los reconocimientos de los lectores y los reconocimientos públicos son siempre modos de poder continuar en el trabajo".

"Me siento muy honrado y emocionado, agradezco especialmente a los colegas del jurado, conozco algunas de las novelas que son finalistas y puedo asegurar que son obras extraordinarias", agregó al recibir el premio, en el día del natalicio de Rómulo Gallegos.

Durante su discurso, Piglia aseguró que "hay siempre en las grandes narraciones la pasión de encontrarle un sentido a la vida y a la experiencia".

"En un mundo donde la significación está manipulada y donde los medios nos dan una realidad bajo su forma juzgada la literatura persiste en su aspiración a la verdad y esa aspiración la justifica", señaló.

El argentino quiso también reconocer en sus palabras a "aquellos que en todo momento están siempre trabajando por la cultura".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, felicitó al autor con un mensaje en la red social Twitter.

"Qué bello ese evento Argentino-Venezolano! Felicitaciones, Compatriota Ricardo Piglia, por ese merecido Premio, el RómuloGallegos! Gracias!!", dijo.

Señalado como uno de los certámenes literarios más importantes en la región, el Rómulo Gallegos se entrega cada dos años y en esta edición, en la que participaron 194 obras literarias de 17 países, estuvo dotado con 430.000 bolívares (100.000 dólares).

Piglia sucede en el palmarés del premio al colombiano William Ospina, reconocido por su novela "El país de la canela", en 2009, y por ello, participó este año en el jurado que seleccionó la obra ganadora junto a la escritora mexicana Carmen Boullosa y el venezolano Freddy Castillo.

Aunque Piglia ha declarado en varias ocasiones su "incomodidad" por este tipo de reconocimientos, su última novela ya acumula el importante Premio de la Crítica 2011 y el Premio Hammett de novela negra que entrega la Asociación Internacional de Escritores Policíacos.

Escrita en un tono irónico, en "Blanco nocturno" Piglia cuenta un crimen destapando los entresijos, negocios sucios y tráfico de intereses de la familia Belladona, que controla un pequeño pueblo de La Pampa argentina donde se desarrolla la trama.

A este retrato de la sociedad rural de la Argentina de los años 60, Piglia le añade los recuerdos del triángulo amoroso que mantenían el asesinado Tony Durán y las gemelas Ada y Sofía Belladona, y las disputas entre el acaudalado padre de éstas y su hermanastro, Luca Belladona, que se convierte en el centro del libro.

Para desentrañar el misterio, en la novela vuelve a aparecer el periodista Emilio Renzi, un personaje que Piglia ya retrató en otras de sus novelas y que él mismo reconoce como su "alter ego", aunque "en ocasiones exasperado".

Piglia, que se define como un escritor de "la vieja escuela" del género policial, destacó en una entrevista con Efe que este género ha conseguido retratar de forma "clara la relación entre política y crimen, entre corrupción, dinero y poder" como una crítica al sistema capitalista.

"Estos géneros que parecen marginales a la línea central han sido, en definitiva, a los que los escritores actuales (latinoamericanos) reconocemos como un punto de referencia importante cuando estamos hablando de literatura y política", consideró.