Público
Público

Piglia, el señor de los premios

El argentino ha ganado en los últimos meses el Nacional de la Crítica, el Internacional Rómulo Gallegos y el Dashiell Hammett de Novela Negra por 'Blanco Nocturno'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hay años en los que un escritor es tocado por la varita mágica de los premios. 2011 es, sin duda, el del argentino Ricardo Piglia (Buenos Aires, 1941). Blanco nocturno (Anagrama), su primera novela después de la aclamada Plata quemada, ha conseguido hasta la fecha los prestigiosos galardones de la Crítica y el Internacional Rómulo Gallegos. A ellos se ha sumado hoy, además, el Dashiell Hammett que cada año otorga el festival Semana Negra de Gijón.

Blanco nocturno es un policial, como dicen en Argentina, ambientado en un entorno rural. Una investigación clásica conjugada con una reflexión sobre el tiempo de los inventores y también un repaso a la memoria histórica de los argentinos. ''Vengo de una cultura en la que todavía existía la habilidad para arreglar máquinas. Era una cultura del saber técnico, que hoy hemos perdido', señaló Piglia en abril a este periódico. Los jurados de los premios que ha recibido han destacado de esta obra la capacidad literaria del autor para partir de los cánones del género negro y crear una obra mucho más amplia. ''En esta novela vamos a encontrar bien presentado el contexto histórico que ocurre en el año 1970, no ha regresado Perón, pero allí está la atmósfera que atisba eso, y está también el caso Las Malvinas', manifestó el venezolano Freddy Castillo el pasado mes de junio.

El escritor argentino siempre ha sido un entusiasta de la novela criminal. En los años sesenta y setenta dirigió la colección Serie Negra con la que dio a conocer en su país a autores como Hammett, Chandler y David Goodis. De ahí que, cuando recibió el premio de la Crítica, no dudó en señalar a este periódico que era 'un reconocimiento a un género que siempre se ha considerado menor', pero con cuyas herramientas han trabajado 'escritores fabulosos como Faulkner o Nabokov'. Piglia también destacó que este género es el que mejor retrata al mundo actual. Una sociedad que él califica como 'del delito', puesto que 'sólo cuenta el poder del dinero'.