Público
Público

Pikolin pactar recortar su ERE de 236 despidos a solo 45

Acuerda con los sindicatos una indemnización para las bajas de 36 días por año hasta un máximo de 20 mensualidades. Habrá también prejubilaciones, un ERE temporal y recorte de salarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La dirección de la fábrica de colchones Zaragoza, con sede en Zaragoza, ha reducido los despidos que planteó inicialmente en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 236 a 45, esto es, cinco veces menos de lo anunciado. Después de una jornada de reuniones que ha durado todo este lunes, por la noche la dirección y el comité de empresa alcanzaron un principio de acuerdo que en los próximos días será refrendado por los trabajadores.

Dicho acuerdo reducirá los despidos desde los 236 iniciales hasta 45, que serían indemnizados con 36 días por año hasta un máximo de 20 mensualidades. Con el fin de completar las medidas necesarias para paliar el exceso de mano de obra constatado por el descenso del 50% de las ventas en el mercado doméstico, representantes de los trabajadores y dirección han acordado también 80 prejubilaciones para los mayores de 57 años, y que serán complementadas con un 80%. En el caso de personas de producción, será para mayores de 56 años.

Asimismo, se realizará un ERE de suspensión para un período de tres años de hasta 165 días, que será complementado desde el día 21 al día 55, de cada periodo de 12 meses, con un complemento del sueldo de hasta el 65%. Desde el día 56 en adelante, en cada periodo de 12 meses, el complemento será de hasta el 70%. Además, habrá una reducción salarial del 8% para la dirección, 4% para las personas afectadas por el ERE de suspensión durante los próximos tres años, 4% para resto de personas no afectadas por el ERE de suspensión con un salario bruto hasta 24.000 euros y 6% para el resto. También habrá una internalización de 12 puestos del almacén logístico de Plaza.

Por otra parte, en estas negociaciones también se ha acordado el convenio de la empresa, que tenía que ser renovado este año, y que estará vigente hasta el año 2015.

La empresa ha afirmado que ha mantenido una 'actitud dialogante' y ha dado 'claras muestras de su voluntad negociadora, así como de su disposición al acuerdo'. 'Son ajustes dolorosos pero necesarios para garantizar la viabilidad futura de la empresa y del empleo', ha asegurado el director general de Pikolin, Antonio Montiel. En este sentido, ha indicado que 'las medidas propuestas suponen sacrificios para todos, la empresa también tendrá que hacer nuevos esfuerzos al asumir incrementos de costes, pero estamos convencidos de que vamos por el buen camino. Somos una compañía responsable, forma parte de nuestra cultura empresarial y este sentido de la responsabilidad, que no es otra cosa que compromiso con el futuro, es patrimonio de todos los que formamos parte de Pikolin'.