Público
Público

Los pilotos altos en F1 podrían ser una especie en extinción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los pilotos altos de Fórmula Uno podrían convertirse en una especie en peligro de extinción, a menos que las reglas sean cambiadas para compensar el peso del nuevo sistema de recuperación de energía KERS, según el jefe de la escudería BMW-Sauber, Mario Theissen.

En diálogo con periodistas antes del Gran Premio de Australia que abrirá la temporada el domingo, Theissen planteó la posibilidad de que el deporte ser convierta en un "campeonato de jockeys", en que se favorezcan pilotos más pequeños y livianos, como en las carreras de caballos.

"En el futuro sólo habrá pilotos pequeños", sostuvo.

Theissen dijo que la escudería BMW-Sauber quería que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) se asegurara de que eso no ocurra, aumentando el actual peso mínimo del coche más el piloto, que en la actualidad es de 605 kilos.

El sistema KERS almacena la energía generada cuando un monoplaza frena. Entonces, el piloto puede obtener una corta ráfaga de poder extra al apretar un botón.

Sin embargo, los sistemas, que no son de uso obligatorio, pueden agregar varios kilos al peso del monoplaza.

Las escuderías usan lastre, que puede ser distribuido alrededor del monoplaza para encontrar el equilibrio ideal, con la finalidad de darle al automóvil un peso mínimo, pero los pilotos más grandes tienen incluso menos de esto a su disposición si su máquina lleva el KERS a bordo.

El piloto polaco de BMW-Sauber Robert Kubica es más alto y pesado que su compañero de equipo alemán Nick Heidfeld, lo que le sitúa en una desventaja inmediata.

Mientras que Heidfeld usará el sistema KERS en Melbourne, Theissen sostuvo que Kubica no lo haría debido al peso extra involucrado.

"Es una preocupación. Tener KERS en sólo un monoplaza ya indica que no es por un tema (de confiabilidad) del KERS".

"Es un tema regulatorio que penaliza a los pilotos grandes y por eso tenemos que asegurarnos que cada piloto obtenga el mejor paquete en cada carrera, dependiendo de las características de la pista. Tendremos que decidir carrera por carrera", explicó.

Pese a que la mayoría de las escuderías no usarán KERS en Melbourne debido a preocupaciones de fiabilidad, muchas esperan que el sistema se vuelva esencial en el futuro.

Algunos pilotos, como el campeón de 2005 y 2006 de Renault, Fernando Alonso, y el campeón de 2007 de Ferrari, Kimi Raikkonen, han bajado algunos kilos en los últimos meses para aminorar la desventaja del peso.