Público
Público

Los pilotos de Iberia entran en la tercera ronda de huelgas

Serán los días 25, 27 y 30 de enero, poco antes de los paros que hará el resto de la plantilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sindicato de los pilotos de Iberia, Sepla, calienta más el conflicto. Ayer anunció que entra en la tercera ronda de huelgas contra la compañía en un mes por la creación de la filial de bajo coste Iberia Expressque, dice, destruirá un total de 5.000 puestos de trabajo en la empresa matriz. Los 1.400 pilotos pararán los próximos días 25, 27 y 30 de enero.

Las fechas no están elegidas precisamente al azar. El sindicato asegura que con los paros no quiere dañar la celebración de Fitur, la importante feria de turismo que tendrá lugar en Madrid del 18 al 22 de enero.

Pero lo cierto es que los paros están colocados a tres días de que empiecen los que votarán el martes y el viernes los sindicatos del resto de la plantilla de Iberia: trabajadores de tierra y tripulantes de cabina (azafatas). CCOO y UGT, sindicatos mayoritarios, proponen hacer huelga desde el 3 de febrero todos los lunes y viernes. A esto se une que el Sepla no descarta secundarla.

El Sepla se escuda en las 'trampas e irregularidades' de las que acusa a Iberia durante la programación de vuelos incumpliendo, según el sindicato, los servicios mínimos. Tacha de 'irresponsable' a la aerolínea y le echa en cara que no quiere negociar. En su comunicado, el Sepla deja claro, por fin, que su objetivo en la negociación del convenio colectivo, bloqueada por el lanzamiento de Iberia Express, es que la empresa no quite 'los acuerdos de protección de puestos de trabajo que contiene el propio convenio colectivo en vigor'. El jefe de la sección sindical del Sepla en Iberia, Justo Peral, sin embargo, siempre ha dicho que no era suficiente mantener esas cláusulas.

La aerolínea respondió atacando. Acusó al Sepla también de trampas y de llevar a cabo una 'estratagema destinada a ganar tiempo para recrudecer el conflicto'.

Por otro lado, el Tribunal Constitucional dio ayer un varapalo a los controladores. No ha admitido a trámite su recurso de amparo contra la prórroga del estado de alarma votada por el Congreso en diciembre de 2010, situación provocada por el boicot de los propios controladores.