Público
Público

Pinto: cabeza y manos duras

El vestuario del Barcelona destaca la fortaleza mental del guardameta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando uno pregunta en el vestuario del Barcelona por José Manuel Pinto (Cádiz, 1975), sus compañeros coinciden en señalar la dificultad que entraña asumir el rol de portero suplente en un equipo como el Barça. 'Si no hay ningún contratiempo, el titular es Víctor Valdés. Estar preparado para jugar la Copa, que no comienza hasta diciembre, y hacerlo como lo hace Pinto, entrenándose a tope desde finales de julio, no es fácil', resume Mascherano. 'Hay que ser muy fuerte mentalmente. Y Pinto lo hace año tras año', añade el argentino.

El guardameta gaditano cumple esta temporada su quinta campaña en el Camp Nou; como azulgrana ha disputado 41 partidos, 27 de ellos en la Copa. Desde que Pep Guardiola dirige al conjunto catalán, el portero suplente del Barça es quien juega en el torneo del KO y con él ha comparecido el de Santpedor en las dos finales alcanzadas por su equipo. En 2009, con Pinto bajo palos, el Barcelona alzó el trofeo en Mestalla, tras superar en la final al Athletic (1-4); en 2011, cayó frente al Real Madrid (1-0), también en el estadio valenciano y de nuevo con Pinto como portero titular.

Superados los 13 años de su debut en Primera, nunca ha jugado el andaluz con el Barça en el Santiago Bernabéu. Sí lo hizo como portero del Celta, con quien saldó sus dos últimas visitas a Chamartín con sendas victorias. En 2005, el conjunto gallego derrotó al Madrid por 2-3. Y en 2006, tras un inicio espectacular del ahora guardameta azulgrana, el Celta volvió a imponerse al Madrid por 1-2.

El meta ganó al Madrid en las dos últimas visitas del Celta a Chamartín

'En los equipos grandes es difícil encontrar un segundo portero que te dé garantías y el Barça lo encontró con Pinto', insiste Mascherano. 'Dífi-cilmente hallaríamos un portero que asumiera su rol como Pinto lo ha hecho', coincide Juan Carlos Unzué, preparador de los cancerberos del Barça.

'Es un hombre con buena capacidad física, reactivo, un guardameta espectacular en el sentido de la potencia, sobre todo bajo palos. Además, sabe involucrarse en el juego del equipo, mandar y liderar', conviene Unzué. 'Y esperar su oportunidad sin bajar los brazos', concluye.

Renovado hasta 2013 hace apenas 15 días, el meta, cuyo contrato expiraba el 30 de junio, asegura sentirse orgulloso de su trabajo en el Barcelona. En 2008, Pinto llegó cedido al club por seis meses para suplir a Albert Jorquera, lesionado. Cinco años después, ahí sigue.