Público
Público

Los piojos no deben impedir que niños salgan de la casa: informe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Los niños no deberían faltara la escuela porque tienen piojos en la cabeza, según uninforme publicado por la Academia Estadounidense de Pediatría.

El documento sostiene que los pediatras deberían participarmás en el tratamiento de los piojos porque no siempre lospadres conocen cuál es el mejor o si realmente éste esnecesario.

Los piojos afectan a 12 millones de niños en Estados Unidoscada año, según fuentes oficiales, un problema que cuesta 1.000millones de dólares en tratamientos. El piojo no disemina lasinfecciones, pero produce picazón.

El piojo adulto tiene el tamaño de una semilla de sésamo,pero es difícil de encontrar porque se mueve por la cabezarápidamente. Los nidos, con huevos blancos pequeños y vacíos,que parecen caspa en la raíz del cabello, son más fáciles dedetectar.

El informe, la primera actualización de las guías detratamiento que la academia publicó en el 2002, insiste en quelas políticas que obligan a los niños a no ir a la escuelamientras estén infectados no los beneficia a ellos ni a suscompañeros, y deberían eliminarse.

"No tienen sentido clínico porque los nidos (...) estánrealmente pegados al cabello", dijo la doctora BarbaraFrankowski, coautora del informe y profesora de pediatría deUniversity of Vermont.

"Esas medidas sólo aumentan la histeria y hacen que losniños pierdan días de clase innecesariamente", agregó.

Es más, los niños que son enviados a sus casas con muypocos nidos en la cabeza no tendrían una infección en curso. Elcontrol de los piojos en el aula o la escuela tampoco demostróser una medida efectiva, según el informe.

En cambio, los padres o una enfermera escolar los puedecontrolar cuando haya riesgo de infección, por ejemplo, despuésde dormir en otro lugar o cuando un niño siente picazón en lacabeza.

El informe descartó también las medidas hogareñasexcesivas. Los piojos mueren en ambientes demasiado calientes ofríos, de modo que lavar la ropa de cama con agua calientesería suficiente para eliminar los piojos y las liendres.

El reporte advirtió que muchos "tratamientos" no seinvestigaron lo suficiente ni están aprobados por laAdministración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos(FDA por su sigla en inglés).

Si bien existen evidencias de resistencia a algunostratamientos de primera elección, los productos como Nix y RIDdeberían seguir encabezando la lista en la mayoría de loscasos.

"Son muy seguros (y) fáciles de utilizar", dijo Frankowskisobre esos productos.

Las enfermeras escolares pueden recomendar los mejorestratamientos, pero los padres no deberían dudar en hablar conel pediatra si no saben qué hacer. Lo más importante, dijo, esque no sientan pánico cuando sus hijos llegan a casa conpiojos.

"Hay que tratar de mantener el sentido del humor yconcentrarse en la cabeza del niño", señaló la autora.

FUENTE: Pediatrics, online 26 de julio del 2010.