Público
Público

Pionera en la práctica del esquí

La Molina dispone de 61 km de superficie esquiable repartida en 53 pistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La historia de La Molina, situada en la comarca de la Cerdanya, en los Pirineos Orientales, se remonta a comienzos del pasado siglo, cuando el esquí empezó a concebirse como una actividad tanto lúdica como deportiva. Por entonces los hombres iban vestidos como auténticos exploradores del Ártico, aunque las mujeres iban simplemente con falda. En el invierno de 1923, La Molina ya era un lugar concurrido por los amantes de la especialidad gracias, en parte, a que un año antes el tren había llegado a la zona.

Desde entonces, La Molina no ha dejado de evolucionar. En la temporada 2008/09, por ejemplo, acogió la Copa del Mundo Femenina de Esquí Alpino. También ha sido la estación escogida para celebrar la Copa del Mundo de Snowboard y la de Discapacitados.

Fundada en 1943, en 1908 los aficionados ya acudían a la zona a practicar el esquí. Precisamente, y en colaboración con la fundación Johan Cruyff, La Molina lleva a cabo un proyecto de deporte y actividades dirigido a personas con discapacidad. De ahí que sus escuelas cuenten con expertos y material adaptado a la enseñanza del esquí alpino para personas discapacitadas.Esta temporada, y con el reto del Campeonato del Mundo de Snowboard 2011 en el horizonte (volverá a celebrarse en sus instalaciones entre el 15 y el 23 de enero), los aficionados disfrutarán de mejoras y novedades como un nuevo dispositivo automático de acceso a remontes manos libres, recarga online del forfait, mejoras en las pistas (800 metros de nuevos paravientos en la Panorámica, Els Coms, Alpina y estación superior del telesilla Cap de Comella), novedades en algunos remontes (primera fase del segundo tramo del Telecabina Alp 2500 y del Telesilla Coll de Pal), ampliación del sistema de producción de nieve y novedades en restauración (reforma del restaurante cafetería y de los aseos en Alabaus).

La Molina dispone de 53 pistas (13 verdes, 16 azules, 7 rojas y 7 más negras) atractivas y bien mantenidas, entre las cotas 1.700 y 2.445, con un área esquiable de 61 km. También cuenta con 444 aspersores o cañones capaces de innivar artificialmente 27 km de pistas. Además ofrece 5 km de trazados para esquí de fondo y un total de 16 remontes capacitados para movilizar a 26.320 viajeros/hora.Entre sus diversos y modernos servicios hay de todo: 15 escuelas (con 400 monitores especializados), Snowpark con halfpipe, tres estadios de competición, 15 establecimientos entre cafeterías y restaurantes, parque infantil para iniciar a niños de 4 a 7 niños ludotecas y servicio médico a pie de pista.

Cotas: 1.700/2.445 m
Área esquiable: 61 km
Remontes: 16
Escuelas: 15
Cafeterías: 15
Forfait/día: 39 € (adultos)
www.lamolina.com


 > Exposiciones
Más allá de las discotecas y bares de copas próximos a la estación, el après ski de La Molina contempla exposiciones sobre la evolución del mundo del esquí y visitas para conocer el funcionamiento interno de la estación. Buenas opciones son visitar el Dolmen (en un recorrido de 2,5 km), practicar submarinismo de altura en los lagos de la Cerdanya (40/45 minutos a 15 metros de profundidad), jugar a bolos, excursiones sobre raquetas, fitness, excursiones en 4x4 o a bordo de un Segway, trineos de perros, tubbing, vuelo a vela, a motor o en globo, hípica, quads, mountain bike, golf, hípica, excursiones o Paintball.

> Alojamiento
Y sobre oferta hotelera disponible en el área cercana a la estación de esquí, HG la Molina y Gran Hotel Termes la Collada (cuatro estrellas), Supermolina, Del Lago y Jaume (tres estrellas), Solineu Sport (de dos) o Apartamentos Solineu son algunas de las muchas posibilidades para dormir.