Público
Público

"El Pipa" estrenará en Cuba un "Amor Brujo" con mucho de amor y poco de brujo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Blanco, limpio, alegre, alejado de tópicos y con final feliz: así es "El Amor Brujo" que Antonio "El Pipa" estrenará en el Festival Internacional de La Habana, donde el Ballet Nacional de Cuba interpretará la coreografía que el bailaor español ha ideado sobre el clásico de Manuel de Falla.

"Aquí no hay oscuridad, ni siniestralidad, ni siquiera casi va a haber brujería. Aquí habrá mucho de amor y poco de brujo", explicó hoy Antonio "El Pipa", en una entrevista con Efe en La Habana durante uno de sus ensayos con el Ballet Nacional de Cuba.

El coreógrafo jerezano se encuentra desde hace días en la mayor de las Antillas feliz por participar en el Festival de Ballet habanero -que se inaugura hoy- pero consciente del reto que representa dirigir a un ballet clásico por la diferencia de disciplinas.

"Yo soy bailaor, que no bailarín. Dirigir y coreografiar a un ballet clásico es un reto personal que me he propuesto. Pero estoy contento y feliz del trabajo que hemos realizado", destacó "El Pipa", quien se siente con "la responsabilidad de dejar claro cómo se baila en España y en Andalucía".

Y para hacerlo, ha escogido "El Amor Brujo", un clásico que ha "re-versionado" respetando la partitura original de Manuel de Falla.

"Sin ser osado, creo que es un 'Amor Brujo' diferente, porque lo he sacado de los tópicos, este amor brujo es mucho más blanco, mucho más limpio, mucho más alegre que todos los amores brujos que se hayan visto".

Precisamente por ser gitano, Antonio "El Pipa" ha querido huir de los tópicos y ha sacado "El Amor Brujo" de las cuevas de Granada para anclarlo en un puerto pesquero. Incluso ha prescindido del fuego y la clásica hoguera para sustituirlos por un faro.

"Yo soy de Cádiz, don Manuel de Falla era de Cádiz y estamos en La Habana. Era el pretexto justo para sacarlo de las cuevas y llevarlo al mar", precisa.

Tampoco ha añadido elementos flamencos salvo los que aporta él mismo: "Aquí el único flamenco que hay soy yo. Las únicas botas que se van a escuchar son las mías", añade.

Antonio "El Pipa" estrenará el domingo 31 de octubre su nueva coreografía en las tablas del Gran Teatro de La Habana convencido de que la historia de "El Amor Brujo" se va a entender en Cuba a la perfección porque en la isla "son pasionales al cien por cien".

Su participación en el Festival Internacional de La Habana, que en 2010 cumple 50 años de historia, responde a la invitación expresa que la bailarina y coreógrafa cubana Alicia Alonso le cursó a finales de 2009, cuando "El Pipa" impartió en la isla talleres de flamenco en la cátedra de Danza del Ballet Nacional de Cuba.

Sobre sus proyectos más inmediatos, el bailaor español explicó que tiene programadas para lo que queda de año y principios de 2011 actuaciones en Japón, Alemania y Suiza, y al mismo tiempo prepara un estreno para la apertura del próximo Festival de Jerez.

Preguntado cómo afecta la crisis económica en España al sector de la danza, "El Pipa" no ve nada bien el momento actual y considera que el mundo de la cultura sigue siendo el "último de la cola".

"Faltan ayudas, no digo que no las haya y estoy agradecido con las que hay, pero hacen falta más", opinó.

Este jueves arranca en La Habana la 22 edición de su Festival Internacional de Ballet que cumple medio siglo de existencia y que en esta ocasión se ha dedicado a Alicia Alonso con motivo de su 90 cumpleaños el próximo diciembre.

El evento se prolongará hasta el 7 de noviembre con la participación de artistas y compañías de 18 países, entre ellos Estados Unidos con el American Ballet Theatre y el New York City Ballet.

Soledad Álvarez