Público
Público

Piratas asaltan un velero francés frente a las costas de Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de piratas armados abordó hoy a un velero de lujo francés cuando se encontraba frente a las costas de Somalia, en el Golfo de Adén, y mantiene como rehenes a una treintena de miembros de la tripulación, informaron las autoridades.

El velero de crucero "Ponant", de tres mástiles, no llevaba pasajeros a bordo en el momento del abordaje, que se produjo a primera hora de la tarde cuando navegaba entre Yemen y Somalia, unas aguas donde son frecuentes los actos de piratería marítima.

Según el Ministerio de Defensa, las primeras informaciones indican que el abordaje se hizo sin la utilización de armas de fuego.

Un buque de la Armada francesa que estaba en la zona sigue al velero, que fue sobrevolado por un helicóptero para verificar que los piratas se habían adueñado de la embarcación, y hay "una reflexión" en curso sobre una eventual intervención, dijo el ministro galo de Defensa, Hervé Morin.

"Estamos examinando el trayecto del barco y en función de eso, de la situación a bordo y de las condiciones, veremos qué hacemos", agregó Morin en la emisora "Europe 1".

Indicó que parece que hay 32 tripulantes, en su mayoría franceses, y que habría también algunos ucranianos.

Por su parte, el primer ministro francés, François Fillon, que sigue el asunto "minuto a minuto", dijo que los Ministerios de Defensa y Exteriores están movilizados para "actuar lo antes posible" con el fin de obtener "la liberación de los rehenes".

"Tenemos en esa zona medios militares relativamente importantes", dijo Fillon en Bruselas, donde efectúa una visita de trabajo.

El Gobierno ha activado el "plan pirata mar", que implica la movilización de todos los medios disponibles en la zona, aéreos y marítimos, y contactar con los aliados de Francia en la región.

Dentro de la operación "Task Force 150", parte marítima de la operación antiterrorista estadounidense "Libertad Duradera", hay barcos franceses y de EEUU en la zona.

Mientras, una "célula de crisis" fue abierta en el Ministerio de Exteriores, que se coordina con el armador para contactar con los familiares de los marineros.

Cuando fue atacado en el Golfo de Adén, el "Ponant" volvía de las islas Seychelles y navegaba rumbo al Mediterráneo.

La compañía CMA-CGM, armador del velero, indicó que la mayoría de los tripulantes son franceses.

La zona en la que el velero ha sido asaltado es conocida como escenario de actos de piratería para apoderarse de las mercancías de cargueros o tomar como rehenes a viajeros o tripulantes a cambio de rescate.

En los últimos meses, buques de la Marina francesa han escoltado a barcos fletados por el Programa Mundial de Alimentos, precisamente para protegerlos contra ataques piratas.