Público
Público

Los piratas del Alakrana desembarcan a 3 marinos, dicen familias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los piratas que retienen al atunero vasco "Alakrana" en aguas del océano Índico bajaron a tierra a tres de los tripulantes del barco, según informaron el jueves familiares de los secuestrados, en un suceso no confirmado por el Gobierno.

"Bajaron a tres (...) Están muy asustados, no tienen agua, y lo están pasando fatal (...). (Piden) que los saquemos de ahí. Dicen que tienen mucho miedo (...), que los tienen separados y no saben exactamente a quiénes bajaron. Que por favor los saquemos del barco. (...) Al final va a morir alguien", dijo a RNE la esposa de un tripulante.

"Hay 36 vidas en juego. Si mi marido me dice que se han llevado a tres es porque es verdad, porque a mí mi marido no me va a llamar para ponerme intranquila", agregó otra a la emisora pública.

El Ministerio de Defensa no pudo confirmar este extremo, aunque sí indicó que esta mañana, mientras los tripulantes hablaban con sus familias, los piratas lanzaron una granada al mar y dispararon al aire.

La Cadena Ser, que cita fuentes del ministerio, afirma que todavía no han bajado a tierra a ningún marinero, pero que los piratas han amenazado con hacerlo para presionar en favor de la liberación de los dos piratas capturados por la Marina española y que han sido puestos a disposición judicial en Madrid.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, hizo un llamamiento a la calma y aseguró que el Ejecutivo estaba haciendo todo lo que está en sus manos para asegurar la liberación del barco.

"Comprendo que, sobre todo a las familias, a las que tenemos que entender, tengan legítima preocupación. Tenemos que saber colocarnos en su lugar. Desde el Gobierno estamos con ellas, las apoyamos, comprendemos su situación".

"Al mismo tiempo queremos transmitir ese mensaje de tranquilidad de que el Gobierno trabaja con toda la comunidad internacional, con la operación Atalanta (de la UE), haciendo esfuerzos desde el punto de vista político, operativo y diplomático", agregó la vicepresidenta desde el Congreso de los Diputados en una comparecencia ante los medios de comunicación.

El "Alakrana" fue secuestrado el 2 de octubre con 36 tripulantes a bordo, de los que 16 son españoles, cuando faenaba lejos de la zona de seguridad garantizada por la operación Atalanta.

En abril de 2008 otro pesquero vasco, el "Playa de Bakio", fue capturado en aguas del Indico por piratas somalíes, auque en aquella ocasión el secuestro se resolvió en seis días.

A pesar de las patrullas de las armadas internacionales en las vías de navegación que conectan Asia con Europa, los piratas han continuado recaudando millones de dólares en recompensas por la liberación de los barcos capturados frente a las costas de Somalia.