Público
Público

Los piratas persiguen sin éxito a otro atunero

El Txori Gorri logra escapar tras 20 minutos de persecución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nuevo susto frente a las costas de Somalia. No hubo un abordaje, ni disparos, pero sí una persecución, la sufrida durante más de 20 minutos por el atunero vasco Txori Gorri ante el asedio de los piratas. 'Hemos cambiado de rumbo a toda máquina y, al final, nos hemos escapado', se felicitaba el patrón del atunero, el francés Ronan Auffret.

El Txori Gorri, propiedad de la compañía Inpesca, con sede en Bermeo (Vizcaya), es uno de los 13 atuneros que el pasado fin de semana dejaron su refugio en las Islas Seychelles para reiniciar la campaña con la protección de agentes de seguridad privada a bordo. Durante los últimos días había advertido ya la presencia de piratas, pero hasta ayer no los había tenido tan encima. Según relató su patrón a Público, el pesquero se encontraba a unas 500 millas de la costa africana cuando detectaron un barco pirata nodriza con tres esquifes, a unas ocho millas de distancia. 'Hemos visto que una de ellas venía rápido hacia nosotros, por lo que hemos cambiado de rumbo a toda máquina', explicó.

El atunero vasco volvió a la pesca el pasado sábado con seguridad privada

La tripulación vivió los siguientes minutos con incertidumbre. El pesquero navegaba a 17,5 nudos, mientras que el esquife con los piratas iba reduciendo poco a poco esa ventaja de ocho millas a una velocidad mayor, de 22 nudos. 'Después de 20 minutos de persecución, nos hemos dado cuenta de que se paraban, cuando estaban ya a unas seis millas de nosotros', contó Ronan Auffret, que insistía una y otra vez en su relato en destacar que 'toda la tripulación está bien y tranquila'.

Durante la huida, la tripulación siguió el protocolo establecido para estos asedios. Todos los marineros, salvo el capitán y el patrón, se pusieron a cubierto en el interior del barco, bajo la línea de flotación. Francisco, primer oficial de puente, contó después que cuando los piratas decidieron darse por vencidos en su persecución, 'nos ha llamado el capitán, hemos subido de vuelta e iniciado las faenas de pesca otra vez, con normalidad, bueno, con normalidad entre comillas'.

Blach: 'Los piratas ya saben por la BBC que los atuneros faenan de nuevo'

Este intento de asalto no causó mayor sorpresa en el Alakrana, que navegaba ayer rumbo a las Islas Seychelles. La llegada, según la hoja de ruta, estaba prevista para las 5,30 horas de hoy (hora en España). Al conocer la noticia, su patrón, Ricardo Blach, comentó que los piratas somalíes están al acecho porque 'ya saben que los atuneros están faenando de nuevo. Logran la información a través de la BBC y están al tanto de todo'.

Cada día que pasa sirve para aclarar alguno de los detalles confusos que han envuelto este secuestro. Ayer, el patrón gallego del barco explicó en una conversación telefónica con este diario cómo discurrió en realidad uno de los momentos claves de su cautiverio: el supuesto traslado a tierra de tres marineros bajo la amenaza de muerte. 'Ese día nos llevaron a todos a cubierta, y tras montar a los tres en un bote, a los demás nos metieron en la sala de máquinas. Cuando nosotros ya no veíamos nada, el bote dio media vuelta y metieron a los tres en un camarote. Nosotros sospechábamos que estaban en el barco. Yo le preguntaba al camarero que llevaba la comida, pero me decía que el no sabía nada'.

Todo esto empieza a ser ya pasado para el patrón: 'La suerte ahora es encontrarnos libres y no tener que estar pendiente de esos desgraciados de piratas hasta para ir al baño'.

Otro pesquero, el Txori Toki, ha visto siete esquifes con piratas en dos días

Otro barco que faena en el Indico bajo la amenaza de piratas es el Txori Toki. Su patrón, de origen francés y llamado también Ronan, aseguraba ayer que lo normal estos días es ver piratas. 'Entre ayer y anteayer, nosotros detectamos siete esquifes. Los tres últimos a 20, 30 y 120 millas'.

Este atunero también llegó a tener a sólo tres millas otra esquife de piratas a la deriva. 'Iban sólo con una pequeña vela. Esto pasa mucho. Yo creo que los piratas que han perseguido al Txori Gorri se han dado la vuelta porque pensaban que no iban a llegar. Hubieran necesitado una hora para reducir la ventaja de seis millas del atunero. Aun así, yo estoy tranquilo. Ahora que tenemos seguridad, si vienen los piratas, va a ser peor para ellos que para nosotros'.