Público
Público

Los piratas somalíes acuerdan liberar el buque ucraniano cargado de armamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los piratas somalíes han alcanzado un acuerdo para liberar al barco ucraniano "Faina", que secuestraron cuando llevaba un cargamento de armas, dijo a Efe Andrew Mwangura, director del Programa de Asistencia Marítima (PAM), que tiene su sede en el puerto keniano de Mombasa.

Mwangura indicó que "aún no sabemos cuando se producirá la liberación del 'Faina'", que llevaba una carga de 33 carros de combate y otras armas cuando fue secuestrado el pasado 24 de septiembre.

"La liberación podría ocurrir dentro de diez o veinte días, cuando se decidan todos los detalles que conciernen al pago del rescate", añadió Mwangura.

Tras el secuestro, los piratas reclamaron un rescate de 20 millones de dólares, "cifra que no sabemos si han rebajado en los últimos días", apostilló el director del PAM.

El secuestro del barco ucraniano y de sus 20 tripulantes, -17 ucranianos, dos rusos y un letón-, levantó gran controversia debido a las versiones sobre el destino del armamento, pues mientras Kenia mantiene que son para su Ejército, otras voces, entre ellas la del propio Mwangura, señalaron que se dirigía al sur de Sudán.

Esta posibilidad puso en un compromiso al Gobierno keniano, que medió en el acuerdo de paz de 2005 que puso fin a la guerra entre el Gobierno de Jartum y los rebeldes del sur sudanés, que ahora gobiernan esa región autónoma.

Mwangura estuvo detenido varios días por afirmar que las armas iban a Sudán y, posteriormente, quedó en libertad bajo fianza, por proporcionar "información alarmante" a los medios de comunicación.

"Ahora, la recuperación del armamento es un tema crucial -apostilló Mwangura-. Es posible que, una vez liberado el barco, se dirija hacia Mombasa con toda la carga".

La posible liberación del "Faina" cerraría el episodio de uno de los secuestros de mayor importancia realizados por los piratas somalíes, que aún mantienen retenidas 19 embarcaciones y negocian los rescates para su liberación.

Entre los barcos que permanecen secuestrados está el superpetrolero saudí "Sirius Star", con capacidad para dos millones de barriles de crudo, el buque más grande capturado por los piratas somalíes.