Público
Público

Los piratas somalíes piden 35 millones de dólares de rescate por el buque ucraniano secuestrado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los piratas que secuestraron el jueves pasado en aguas de Somalia un barco ucraniano con 33 tanques y otros armamentos destinados al gobierno de Kenia pidieron hoy 35 millones de dólares para liberarlo junto con su tripulación, el mayor rescate exigido hasta ahora en el área.

La demanda fue hecha por uno de los piratas, que se identificó como Janune Ali Jama, que se comunicó con una emisora de radio somalí.

"Exigimos un rescate de 35 millones de dólares porque tenemos en nuestro poder un buque con precioso equipo militar a bordo", dijo Jama a "Radio Warsan", que transmite desde Bosaso, en la región autónoma de Puntlandia.

El ministro de Defensa de Ucrania, Yuri Yejanúrov, confirmó ayer, viernes, que el buque, de nombre "Faina", de bandera beliceña y que se dirigía al puerto keniano de Mombasa, transporta 33 tanques T-72, lanzagranadas y abundante munición.

Según la Cancillería ucraniana, la tripulación del barco está integrada por 17 ucranianos, incluido el capitán, tres rusos y un letón.

El pirata dijo asimismo que quería enviar un mensaje a través de la emisora a las unidades de las armadas de Francia y Estados Unidos que patrullan las aguas somalíes para que "se abstengan de intervenir".

"Si Francia y Estados Unidos intervienen militarmente la responsabilidad por lo que suceda recaerá sobre ellos", dijo Jama, quien amenazó con que sus hombres matarán a la tripulación del buque e incendiarán la nave antes de que sean atrapados por las fuerzas navales internacionales.

El portavoz de los piratas explicó que cuando sus hombres abordaron el "Faina" el capitán del buque "nos recibió con una pistola en la mano y trató de defenderse, pero lo desarmamos rápidamente".

Jama declinó informar a dónde su grupo ha conducido el barco, pero fuentes en Haradhere, 410 kilómetros al norte de Mogadiscio, confirmaron que éste se encuentra fondeado frente al pueblo de Jaban, a medio camino entre aquella localidad y el puerto de Hobyo, otros 120 kilómetros más al norte.

Varias localidades del área se encuentran bajo control de las milicias islámicas que se oponen al Gobierno de Transición Somalí, que se mantiene en Mogadiscio gracias al apoyo de las fuerzas militares enviadas por la vecina Etiopía en diciembre de 2006.

Jama advirtió asimismo de que el gobierno de Kenia debe contactarlos directamente para negociar el rescate del barco.

"Si Kenia no se contacta directamente con nosotros desembarcaremos las armas, incluyendo algunos de los vehículos blindados", dijo el portavoz del grupo pirata.

Por su parte, el gobierno keniano, que confirmó que el cargamento de armas a bordo del "Faina" está destinado a sus Fuerzas Armadas, informó de que está en contacto con "agencias marítimas internacionales y otros aseguradores" para tratar de brindar seguridad al buque, su tripulación y la carga.

"El Gobierno keniano está siguiendo activamente la situación y brindará una actualización de la misma tan pronto como sea posible", dijo el portavoz oficial gubernamental keniano, Alfred Mutua, quien puntualizó, sin embargo, que "debido a que el buque no llegó a Mombasa, la responsabilidad por la seguridad de la carga recae en la compañía armadora".

En los últimos dos meses cerca de veinte barcos han sido secuestrados en las aguas del Cuerno de África, donde en lo que va de año, al menos 55 embarcaciones han caído en poder de piratas fuertemente armados.