Público
Público

Sin pisar asfalto

Caminar, caminar y caminar. Cuatro sendas verdes para paseantes y cicloturistas que quieren descubrir Gijón desde otra perspectiva.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para los que se bastan y se sobran de sus dos piernas para devorar kilómetros sobre el asfalto, la tierra o los terrenos pedregosos tienen en Gijón un buen número de sendas, rutas y caminos para pasear, más allá de parques y jardines como los de Isabel la Católica, Cerro de Santa Catalina o Cabo San Lorenzo. Muchos de ellos también indicados para los amantes de la bicicleta, ya que conviven espacios para ciclistas y viandantes. Este es un recorrido por cuatro espacios verdes recomendables para andarines y cicloturistas:

Senda fluvial de Piles
Son 19 kilómetros que comienzan como paseo urbano y después se adentra en un bosque de robles y abedules, traspasa puentes de madera y asciende por caminos de interés. La senda, que incluye numerosas zonas de recreo y descanso, vegetación ribereña y la posibilidad de observar quintanas tradicionales y una amplia diversidad de patrimonio etnográfico, así como restos de patrimonio industrial, puede iniciarse en el puente del Piles, superar la Coría, continuar hasta Granda y, tras alcanzar Llorio y Samartín de Güerces llegar a Vega de Baxo.

Vía verde de la Camocha
Discurre en gran parte por el viejo trazado del ferrocarril minero que unía esta parroquia de Gijón con el puerto El Musel. Asfaltada, está indicada para senderistas y cicloturistas. Comienza a unos 200 metros del castillete de la mina y cuenta con aparcamiento para dejar el coche. Más de 12 kilómetros y unas tres horas y media de duración para un recorrido que sigue en un tramo el curso del arroyo Pilón.

Los Pericones
Para los que les gustan las rutas urbanas existe la posibilidad de realizar un recorrido de 5 kilómetros sin salir de un mismo parque, en este caso, del de Los Pericones. Está situado entre los barrios del Llano y Ceares, sobre una loma al sur de la ciudad, y es el mayor pulmón verde Gijón. Incluye ascensos, descensos, pendientes pronunciadas, la posibilidad de combinar asfalto y paseos por la hierba e incluso, después del esfuerzo, tumbarse en el prado a descansar. Junto a él se encuentra el cementerio del Sucu, uno de los más interesantes de Asturias.

Sendero del Cervigón
Conocida como senda costera, alcanza las playas de Serín y Estaño, la que discurre por Deva y la Laboral o la que recorre las callejuelas de Cimadevilla.

Más información
Turismo de Gijón

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.