Público
Público

Placebos ayudan, aun cuando los pacientes saben que los usan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los tratamientos inertes puedenayudar a los pacientes a sentirse mejor, incluso si laspersonas son totalmente conscientes de que están tomando unapíldora de azúcar, informaron expertos que hicieron un estudioinusual para comprender mejor el llamado "efecto placebo".

Casi el 60 por ciento de los pacientes con síndrome decolon irritable informó que se sentía mejor después de tomar-sabiéndolo- píldoras placebo dos veces por día, comparado conun 35 por ciento de personas que no recibió ningún tratamientonuevo, señaló el equipo en la revista médica PLoS ONE.

"No sólo dejamos absolutamente claro que esas píldoras notenían ningún ingrediente activo y estaban hechas consustancias inertes, sino que además tenían la inscripción'placebo' impresa en la botella", explicó Ted Kaptchuk, de laEscuela de Medicina de Harvard y el Centro Médico Beth IsraelDeaconess en Boston, que dirigió el estudio.

El efecto placebo se ha documentado casi desde loscomienzos de la medicina.

Estos placebos son además vitales para la investigación denuevos fármacos o tratamientos, y en general los científicoshan señalado que entre un 30 y un 40 por ciento de lospacientes informará sentirse mejor o mostrará mejoras concretasde los síntomas incluso cuando tome placebo sin saberlo.

Pero es considerado antiético dar a un paciente placebocomo parte de un tratamiento médico estándar y no decirle quese trata sencillamente de una píldora de azúcar. La mayoría delas personas consideraría que un placebo no funcionará si elpaciente sabe que se trata de una sustancia inerte.

Para evaluar esta creencia común, Kaptchuk y colegasreclutaron a 80 pacientes con síndrome de colon irritable(SCI), una condición crónica caracterizada por dolorabdominal.

Los voluntarios, reclutados para una estudio"mente-cuerpo", recibieron el placebo o nada durante tressemanas y fueron cuidadosamente monitoreados. A aquellos querecibieron placebos se les recordó que estaban tomando píldorasinertes.

"Me sentí incómodo pidiéndole a los pacientes literalmenteque tomen un placebo. Pero para mi sorpresa, pareció funcionarpara muchos de ellos", indicó Anthony Lembo, un experto en SCIque trabajó en el estudio.

La investigación estuvo financiada por el Centro Nacionalde Medicina Complementaria y Alternativa de Estados Unidos.