Público
Público

Plan ayuda a mejorar la atención del accidente cerebral en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un programa aplicado en Estados Unidospara mejorar la calidad hospitalaria casi duplicó la cantidadde pacientes con accidente cerebrovascular (ACV) que recibeanticoagulantes lo suficientemente rápido como para disminuirsu riesgo de discapacidad permanente.

Un equipo de investigadores reveló el lunes que el proyectotambién llevó a más personas a buscar ayuda para dejar de fumary a tomar medicamentos para reducir el colesterol con el fin deprevenir un segundo ACV.

"La participación en el programa está mejorando la calidadde la atención", estableció en un comunicado el doctor LeeSchwamm, del Hospital General de Massachusetts en Boston, cuyoestudio fue publicado en la revista Circulation.

El estudio de cinco años de duración es el más importanteque observa la efectividad de un programa de la AsociaciónEstadounidense del Corazón y la Asociación Estadounidense delAccidente Cerebrovascular para hacer que los hospitales cumplanlas guías de tratamiento del ACV.

Schwamm y sus colegas analizaron la situación de 790hospitales estadounidense entre el 2003 y el 2007 y hallaronque por cada año de participación, los centros de salud eran un18 por ciento más propensos a cumplir con las guías detratamiento del ACV.

Después de cinco años de programa, el 73 por ciento de lospacientes con ACV recibió anticoagulantes dentro de las doshoras de acaecido el accidente, por encima del 42 por cientoregistrado al comienzo del proyecto.

Los anticoagulantes empleados pueden eliminar los coágulosen las personas con un ACV isquémico, que es el tipo causadopor un bloqueo que impide el flujo sanguíneo al cerebro. Cuandose administran rápidamente, los fármacos pueden disminuir elriesgo permanente de discapacidad.

El programa también incrementó la cantidad deintervenciones para prevenir un segundo ACV.

Después de cinco años, se ofreció ayuda para dejar de fumaral 94 por ciento de los pacientes, cifra superior al 65 porciento registrado al inicio de la investigación. En tanto, un88 por ciento comenzó a tomar medicinas para reducir elcolesterol, comparado con el 73 por ciento previo.

La atención del ACV en los hospitales mejoró más allá deltamaño del centro médico, señalaron los investigadores.

"Dado que en este país se registran más de 700.000 ACV alaño, cada punto porcentual representa una enorme reducción delriesgo real", dijo Schwamm.

El accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerteen Estados Unidos, después de la enfermedad cardíaca y elcáncer.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC por su sigla en inglés) consideran que los ACV causarán lamuerte a 150.000 personas y dejarán a entre un 15 y un 30 porciento de los sobrevivientes con discapacidad permanente.