Público
Público

El plan Escuela 2.0 costará 200 millones de euros

La experiencia de Aragón indica que lo idóneo es que los alumnos se lleven el portátil a casa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El plan para introducir las nuevas tecnologías en las aulas bautizado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como Escuela 2.0 tendrá un coste de 200 millones de euros a pagar al 50% entre Gobierno y comunidades autónomas. El plan cuenta con experiencias previas de algunos ejecutivos como el de Aragón, que ya tiene la primera evaluación desde la instalación en 2000 de pizarras digitales y tablet PC en clase. El estudio dice que el resultado es bastante mejor si el alumno se lleva el ordenador a casa.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, recordó hace unas semanas en el Senado un acuerdo del Consejo de Ministros celebrado el pasado 12 de junio que había pasado inadvertido. Su departamento recibirá un crédito de 155 millones de euros para aplicar ese plan junto con las medidas necesarias para que los parados licenciados continúen su formación con un máster. Según Gabilondo, el Gobierno aportará 100 millones.

El ministerio y los gobiernos autonómicos tienen que acordar qué parte de ese montante necesitan para desarrollar la implantación de tecnologías en clase. El ministro asegura que el plan 'no consiste en un desembarco de ordenadores', sino en una implantación, a partir del curso que viene, de las tecnologías que cada consejería considere oportunas. 'Hay algunas que han ido más avanzadas que otras', simplifica.

Una de las que más experiencia tiene es Aragón. Los alumnos de quinto y sexto de Primaria de esta comunidad cuentan con un pequeño ordenador portátil por alumno y con pizarras digitales en clase. El Gobierno aragonés presentó hace 15 días una macroencuesta a padres, profesores, directores de centros y alumnos que analiza las conclusiones de un proyecto que comenzó hace nueve años.

La valoración es positiva, aunque con matices. Los alumnos y los directores puntúan mejor el uso de los pequeños portátiles que los profesores y los padres. Los profesores creen que el principal inconveniente es que 'aumenta la carga de trabajo'.

Un 40% de los padres cree que el programa no mejora o 'mejora poco' la calidad de la enseñanza. A pesar de los posibles prejuicios sobre el uso de los ordenadores, los alumnos creen que trabajan más en equipo y los profesores valoran que las tecnologías motivan a los estudiantes y les fomenta la iniciativa y participación en clase.

Algunas comunidades consultadas dudan de si es necesario llevar las tecnologías como Internet a casa. La encuesta de Aragón concluye que en las zonas rurales, donde sí se ha llevado la tablet PC a los hogares, el resultado ha sido mejor que en las ciudades.