Público
Público

El plan permite que los rusos puedan patrullar "varios kilómetros" dentro de Georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz podrán patrullar "varios kilómetros" fuera de Osetia del Sur y dentro del territorio georgiano, en virtud del acuerdo de alto el fuego firmado por Rusia y Georgia, según ha aclarado la presidencia francesa que ha actuado de mediadora en el conflicto.

El jueves pasado el presidente francés, Nicolas Sarkozy, envió una carta a su homólogo georgiano, Mijaíl Saakashvili, con precisiones al acuerdo concluido dos días antes, según ha confirmado este fin de semana un comunicado del Elíseo.

Las precisiones dadas por Sarkozy se refieren al quinto punto del plan de paz, punto que contemplaba para los rusos "medidas adicionales de seguridad" en Osetia del Sur una vez que se retiraran sus fuerzas de invasión.

Las llamadas "fuerzas rusas de pacificación" y sólo ellas podrán patrullar varios kilómetros dentro del territorio georgiano limítrofe con Osetia del Sur, pero siempre fuera de los centros urbanos principales.

El resto de las fuerzas rusas deberán retirarse a las posiciones que ocupaban antes del comienzo de las hostilidades el 7 de agosto, tal y como estipula el punto quinto del protocolo de tregua aceptado por las dos partes.

El despliegue de "pacificadores" rusos en territorio georgiano sólo estará permitido en los alrededores de Osetia del Sur y en ninguna otra parte de Georgia, aclara la carta enviada por Sarkozy.

Será además "provisional", en espera de que se establezca cuanto antes un "mecanismo internacional" de verificación cuya naturaleza y mandato están siendo discutidos en la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa), la Unión Europea y las Naciones Unidas.

Sarkozy detalla en su carta que las fuerzas rusas podrán actuar "en una zona de una profundidad de varios kilómetros a partir del límite administrativo entre Osetia del Sur y el resto de Georgia, zona en la que no quedará incluido ningún centro urbano significativo -y pienso en particular (añade el presidente francés)- en la ciudad de Gori".