Publicado: 21.11.2013 14:51 |Actualizado: 21.11.2013 14:51

Plante de los repartidores de Panrico para cobrar las facturas de octubre

La empresa aparca el concurso de acreedores, tras lograr un nuevo preacuerdo con los sindicatos, que será votado por los trabajadores el sábado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 1.800 autónomos de Panrico, fundamentalmente repartidores, no realizarán las cargas y repartos de los productos hasta que la firma les abone las facturas de octubre, porque sin ese dinero no pueden seguir costeando cada día los gastos de su propia actividad, según ha informado la Federación de Autónomos ATA. Dicho colectivo han inciado esta madrugada un paro, que ha transcurrido sin incidentes, ante el incumplimiento por parte de la direccioón de la compañía, que no ha abonado las facturas de octubre, ni el 14 de noviembre, como estaba estipulado, ni el 20 de noviembre como se concedió en aplazamiento.

"Los autónomos de Panrico no pueden seguir financiando una empresa que incumple sus promesas, cuando han procurado en todo momento actuar con responsabilidad y la paciencia debida ante una complicada situación", ha señalado la organización de autónomos. En este sentido, el presidente de de ATA, Lorenzo Amor, ha explicado que los autónomos comenzarán a repartir y trabajar desde el mismo momento en que la empresa cumpla su acuerdo firmado con los representantes de los autónomos y se les abone lo adeudado. "No parece serio que se pretenda buscar un nuevo acuerdo cuando se está incumpliendo por parte de la empresa el acuerdo firmado hace prácticamente quince días", ha indicado.

Por su parte, desde UGT han señalado que los autónomos de Panrico mantendrán indefinidamente el paro debido a que la empresa lleva ya cincuenta días sin abonarles los gastos y el trabajo que realizan. "Detrás de este incumplimiento de pago parece esconderse una medida de presión para forzar un recorte de entre ocho y nueve millones de euros y la salida de unos 300 trabajadores autónomos", ha señalado el sindicato.

De otro lado, Panrico ha dejado a un lado de momento la opción de solicitar el concurso de acreedores tras lograr un nuevo preacuerdo con los sindicatos, que se someterá este sábado a la votación de los trabajadores en todas las fábricas, sobre el plan de ajuste para la compañía, propiedad del fondo Oaktree.

El nuevo preacuerdo será sometido este sábado a la consulta de los trabajadores en las asambleas que deberán celebrarse simultáneamente entre las 11:00 horas y las 13:00 horas en todos los centros de trabajo: Puente Génil (Córdoba), Valladolid, Paracuellos del Jarama (Madrid), Zaragoza y Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), donde la plantilla se muestra más reacia a refrendar cualquier preacuerdo que incluya despidos. Las unidades de negocio en Canarias y Portugal no se ven afectadas por el plan de reestructuración que se está llevando en la Península

El nuevo preacuerdo contempla despidos de un máximo de 745 trabajadores, que se realizarán en los ejercicios 2013, 2014, 2015 y 2016. En función de la buena evolución del negocio las extinciones laborales en los años 2015 y 2016 podrían realizarse o no. Una de las novedades con respecto al anterior es que las indemnizaciones por despido se elevan de 23 a 25 días de salario por año de servicio con un máximo de 14 mensualidades. Debido a la "grave situación financiera" de la compañía, dichas indemnizaciones podrán ser abonadas en un plazo máximo de 18 meses a contar desde la fecha de efectividad de los despidos. En cualquier caso, la empresa dispondrá las garantías suficientes que se asegure el percibo de dichas indemnizaciones.

Para el resto de trabajadores afectos al convenio se aplicará, según recoge el precauerdo, una reducción salarial de hasta un máximo del 18% para los salarios correspondientes a los meses de octubre, noviembre y diciembre de este año. Esta reducción será de un máximo del 15% para los años 2014, 2015 y 2016, años para los que podrá revisarse semestralmente dicho porcentaje a la vista de la evolución de la compañía de forma que si no se cumplen los objetivos de resultado bruto de explotación (Ebitda) fijados, la reducción salarial para el siguiente semestre será del 18%, manteniéndose en caso contrario en el 15%. Para los trabajadores con salario pactado, la rebaja salarial media será de un 27%.