Público
Público

Un pletórico Raphael 'se entrega' en el festival de Fuengirola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El veterano cantante Raphael se ha presentado pletórico y entregado al público en el concierto que ha ofrecido en el XIV Festival Ciudad de Fuengirola dentro de su gira "50 años después", en la que se ha reencontrado con las voces reproducidas de Rocío Jurado y Rocío Dúrcal para cantar a dúo.

Un artista para oír y ver, ya que a sus canciones une su característica puesta en escena, su coreografía, sus gestos y es que como él mismo se canta: "sigo siendo aquel, el Raphael de siempre".

Uno de los momentos más emotivos de la gala ha sido cuando empezaron los sones de "Gracias a la vida...", recibida con fuerte ovación en pie por los asistentes, a los que previamente explicó que eso es lo que más le mueve en los últimos seis años, en referencia a los problemas de salud que le obligaron a suspender sus conciertos y de los que se recuperó y pudo volver a subirse al escenario.

Igual se sienta encima del piano a cantar, que lo hace ante un cristal al que después hace añicos de una patada en plena actuación o se coloca un bombín como el de Joaquín Sabina, quien le ha compuesto el tema "50 años después" y con el que ha cantado a dúo, Raphael en directo y la voz de su compañero grabada.

El "Escándalo" también llegó al interior del Castillo Sohail, de los siglos XI y XII y situado al borde del Mediterráneo, que ha acogido a los 2.000 asistentes a la agradable y amena velada al arrancar al público de sus asientos para mover el cuerpo con el ritmo que cada uno como puede.

Ha llegado ante un auditorio en pié que le ha saludado con el tributo de un prolongado aplauso y Raphael no ha parado en sus casi tres horas en escena hasta entrada la madrugada.

Él ha tocado unos breves sones con una armónica y ha dado un pase torero con un capote simulado ante un público entregado como él, que a veces parece hasta emocionado.

Jurado y Dúrcal nos dejaron, pero han sido recordadas con las imágenes proyectadas en las grandes pantallas del escenario a la par que Raphael alternaba su voz en vivo con la que se reproducía de conciertos de cada una ellas.

En el repertorio de la noche del viernes a este sábado no han faltado los clásicos del artista con estrofas como "Digan lo que digan", "Estar enamorado es" o "Que sabe nadie".

Fuerza, energía y teatralidad ha exhibido este cantante de eterna sonrisa al que siguen muchos que dicen de él cosas como que "da todo lo que tiene y más".

Y como el espectáculo debe continuar, este festival seguirá con otro grande, Joan Manuel Serrat, con su "100 x 100 Serrat", el sábado, 10 de julio, en la misma esquina de la Costa del Sol.