Publicado: 31.10.2014 11:38 |Actualizado: 31.10.2014 11:38

Las plusvalías por venta de viviendas inferiores a 400.000 euros seguirán beneficiándose de rebajas fiscales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno ha decidido finalmente mantener los coeficientes de abatimiento para las ganancias patrimoniales derivadas de la venta de viviendas u otros activos inferiores a 400.000 euros, según las enmiendas que ha presentado el PP al proyecto de ley de reforma fiscal. De esta forma, el Ejecutivo explica que se establece una cuantía máxima del valor de transmisión de 400.000 euros para poder aplicar estos coeficientes de abatimiento, que suponen una rebaja considerable de la tributación por las plusvalías generadas en las ventas de viviendas adquiridas con anterioridad al 31 de diciembre de 1994 y hasta el 20 de enero de 2006.

Este plazo se mantiene y también los coeficientes de abatimiento (el 11,11% en el caso de la transmisión de viviendas, el 25% en el caso de acciones y el 14,28% para las restantes ganancias patrimoniales), pero en cambio se establece que este límite nuevo de 400.000 euros se aplique no a la venta de cada bien de forma individual, sino al conjunto de los mismos, con independencia de que la venta de cada uno de ellos se produzca en distintos momentos. En concreto, la enmienda aclara que se tendrá en consideración no sólo el valor de transmisión del elemento patrimonial, sino también "los valores de transmisión correspondientes a todas las ganancias patrimoniales a las que hayan resultado de aplicación los coeficientes de abatimiento, obtenidas desde el 1 de enero de 2015 hasta el momento de la imputación temporal de la ganancia patrimonial".

Es decir, si un contribuyente vende una vivienda adquirida antes de 1995 por 300.000 euros, el coeficiente de abatimiento se aplicará sobre este importe y todavía dispondrá de 100.000 euros más para la venta de cualquier otro inmueble o activo adquirido antes del 31 de diciembre de 2014 sobre los que podrá aplicar también coeficientes de abatimiento, aunque estos otros bienes los venda con posterioridad. De esta forma, la extinción de los coeficientes de abatimiento no se produce por agotamiento de los plazos sino por agotamiento de la cuantía, dado que se mantiene este régimen transitorio para la suma acumulada del valor de transmisión de los bienes hasta 400.000 euros.

Los coeficientes de abatimiento afectan únicamente a las ventas de viviendas adquiridas antes del 31 de diciembre de 1994 y para las plusvalías obtenidas hasta el 20 de enero de 2006, fecha desde la que se suprimieron dichos coeficiente con carácter general. El Gobierno ya avisó de que moderaría el castigo fiscal que la supresión de estos coeficientes, contemplada en la reforma fiscal, supondría para los vendedores de viviendas antiguas, después de que muchas instancias del sector inmobiliario, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, o incluso la cúpula del PP madrileño se hayan manifestado en las últimas semanas contra esta medida al considerar que supondría un auténtico "hachazo fiscal" a los afectados.

Las enmiendas del PP en el Senado al proyecto de reforma fiscal, que se debatirán y votarán la semana que viene en la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta, incluye otros datos destacados:

El Gobierno rebajará las retenciones de los autónomos en el IRPF desde el 21% actual hasta el 19% en 2015 y hasta el 18% en 2016, según una enmienda a la reforma fiscal introducida por el PP en el Senado. De esta forma, el Ejecutivo mejora en un punto la rebaja inicialmente planteada en su reforma, que situaba las retenciones de los autónomos en el 20% en 2015 y en el 19% en 2016. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha considerado este viernes un "acierto" la mejora de estas retenciones, pues, según ha destacado, "significará un alivio para prácticamente un millón de autónomos que dejarán de adelantar a Hacienda una media de 600 euros anuales el próximo año y de unos 900 euros en 2016".

El Gobierno mantendrá la exención aplicable a la entrega de acciones gratuitas a los trabajadores de la propia empresa siempre que se efectúe a todos los trabajadores en activo en las mismas condiciones y que la entrega no exceda los 12.000 euros anuales por trabajador.

Otros de los cambios que propone el Grupo Popular responde al fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que dictaminaba que el tributo vulneraba la legislación europea al obligar a los no residentes a pagar más que los residentes, que se beneficiaban de las ventajas fiscales concedidas por las comunidades autónoma. Con la enmienda, se permite a los no residentes acceder también a estos beneficios en función las regiones en las que habitan y se da así cumplimiento al fallo del Tribunal Europeo.

Por otro lado, el PP ha presentado una serie de cambios para el proyecto de ley sobre el Impuesto de Sociedades, entre los que destaca la enmienda sobre la actualización de balances voluntaria que el Gobierno aprobó en diciembre de 2012, que en un principio pactó con el PNV en el Congreso, pero que finalmente no se incluyó en el texto durante su tramitación en la Cámara Baja. Ahora, el PP plantea este cambio en el Senado y propone una deducción para aquellos contribuyentes que se vieron afectados por limitación de las amortizaciones o se acogieron a la actualización de balances, con el objetivo de minorar el coste económico que les puede generar la reducción del tipo de gravamen. En concreto, podrán detraerse de la cuota íntegra un 5% de las cantidades que integren en la base imponible, derivadas de amortizaciones no deducidas en los periodos impositivos iniciados en 2013 y 2014. La deducción será del 2% en 2015.

También en materia de Sociedades, el PP ha planteado una disposición transitoria nueva que limita la compensación de bases imponibles negativas al 60% de la base imponible para 2016 por razones de consolidación fiscal. De la misma forma, se excluye del pago fraccionado mínimo los ingresos contables derivados de operaciones de quitas consecuencia de un acuerdo de acreedores, en la medida en la que no formen parte de la base imponible.

Por otro lado y para evitar que los activos intangibles adquiridos antes de la reforma fiscal que tenían restricciones de deducibilidad se conviertan en deducibles, el partido que da sustento al Gobierno propone añadir una disposición transitoria.

En materia de IVA, el Gobierno propone diversas correcciones técnicas e incluye en la exposición de motivos la explicación a la enmienda que se aprobó en el Congreso sobre la exención de IVA en el servicio de atención a menores durante las horas de comedor escolar o guardería fuera del horario ordinario.

El Partido Popular ha presentado también una enmienda al proyecto de ley del IRPF para que no exista intercambio de información tributaria con un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal, y otra para permitir a los contribuyentes que cambien la instrumentación de un plan de ahorro a largo plazo sin perder el beneficio fiscal adquirido ni tener que extinguir el plan anterior. Se podrán hacer cambios entre seguros de vida, depósitos y contratos financieros.