Público
Público

PNUD quiere que los países ricos se planteen mayores reducciones en las emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, destacó hoy en Pekín que las ofertas de las naciones desarrolladas para reducir emisiones "aún no son lo suficientemente ambiciosas", al tiempo que valoró muy positivamente el plan chino de eficiencia energética.

La ex primera ministra neozelandesa, que hoy finalizó una visita oficial de tres días a China, destacó en rueda de prensa que, en concreto, la oferta de EEUU (reducir un 17 por ciento las emisiones para 2020) no es todavía la cantidad requerida para hacer frente al calentamiento global.

"EEUU necesita realmente reducir sus emisiones", subrayó Clark, quien señaló que la Cumbre de Copenhague probablemente se saldará con "un acuerdo político que se espera pueda traducirse en tratados vinculantes el próximo año".

Clark, en cambio, valoró muy positivamente el compromiso chino, anunciado también esta semana, de reducir entre un 40 y un 45 por ciento la intensidad de carbono nacional (cifra que se obtiene dividiendo las emisiones de CO2 por el PIB).

El anuncio es "ambicioso" y "da importantes indicios de que China quiere jugar un papel esencial en la lucha contra el cambio climático", afirmó la máxima responsable del PNUD.

Aseguró asimismo que Pekín "ha dado impulso a la próxima Cumbre de Copenhague" con su compromiso y decidiendo que su primer ministro, Wen Jiabao, encabece la delegación china.

Preguntada sobre si China podrá mantener su velocidad de desarrollo actual (en torno al 10 por ciento anual) con el compromiso adquirido, Clark se mostró optimista y pidió que "crecimiento económico y protección medioambiental se den la mano".

"El mensaje que hay que dar es que (la lucha contra el cambio climático) ofrece enormes oportunidades de negocio. 'Pensar en verde' supone reestructurar transportes, nuevas formas de energía y otros procesos que pueden generar crecimiento económico", afirmó la ex primera ministra de Nueva Zelanda.

En este sentido, Clark recomendó a China que reforme su industria para que sea menos contaminante así como su consumo de energía, sus sistemas de transporte y la eficiencia energética de sus edificios, "algo muy importante si se tiene en cuenta que en 2030 habrá 350 millones más de personas en sus ciudades".

Clark visitó China para conmemorar el 30 aniversario de la colaboración entre el país y la institución de las Naciones Unidas que ella dirige, y se reunió con el primer ministro Wen, entre otros líderes comunistas. (foto)