Público
Público

El PNV advierte a PSE y PP de que "se les puede indigestar" el "banquete"

El presidente de los socialistas vascos, Jesús Egiguren, reconoce que pasar a la oposición después de tantos años "debe ser duro"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como niños en patio de colegio, PSE y PNV se han enzarzado en una batalla dialéctica ante el nuevo escenario político que se avecina en Euskadi. 

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, ha recomendado a PP y PSE que les 'aproveche el banquete' —en referencia al pacto que presumiblemente llevará a Patxi López a la Lehendakaritza— y ha advertido a estos partidos de que 'se les puede indigestar'.

'Lo que me inquieta es que esa indigestión se convierta en gastroeneritis para la sociedad vasca', ha argumentado Erkoreka —en ETB—.

Erkoreka ha opinado que para el PP 'la pieza de caza no es ni el PNV ni Ibarretxe, por mucha rabia que nos tengan, sino Rodríguez Zapatero y Madrid, y por ello, cuando le interese, empezará a dificultar las cosas a Patxi López'.

También ha lanzado una recomendación al PP vasco: 'si tiene que pactar con el PSE, que se lo haga pagar en efectivo, que no se fíe, porque igual no cobra. Lo digo por experiencia porque el PNV tiene un buen listado de casos'.

Respecto al pase del PNV a la oposición después de treinta años gobernando en el País Vasco, Erkoreka ha indicado que este partido 'está capacitado para actuar con responsabilidad en todos los registros' y ha asegurado que no practicará 'el no por el no' sino que será 'razonado' y con un planteamiento 'constructivo cuando haya motivos para justificar el apoyo'.

En este sentido, el presidente del PSE, Jesús Egiguren, ha estimado que que debe ser 'duro' para el PNV estar ahora en la oposición en el País Vasco pero añadió que también el PSOE pasó en su día 'ese trance' en España, creyendo que 'se iba a hundir el mundo'.

'En fin, son las pasiones de la política', resumió, para destacar que 'los hechos demuestran que el cambio siempre es positivo'.

En este sentido, Eguiguren ha indicado —en RNE— que los partidos de la oposición deben no sólo realizar su labor de control al Gobierno sino también abrir una 'reflexión interna', un periodo que, en su opinión, necesita el PNV.

'Si a algún partido le hace falta eso es al PNV porque tiene un problema de adaptación a los tiempos y tiene que hacer su concilio Vaticano II', subrayó.