Público
Público

El PNV arropará a Ibarretxe en un juicio que López afronta "con tranquilidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Ejecutiva del PNV arropará hoy al lehendakari, Juan José Ibarretxe, ante el inicio del juicio por reunirse con la ilegalizada Batasuna, que el secretario general del PSE-EE y también procesado, Patxi López, afronta "con tranquilidad".

El ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi -también encausado- ha dicho que el juicio persigue "criminalizar el diálogo" porque hay sectores que lo consideran una "derrota" del Estado.

Ibarretxe, los dirigentes del PSE-EE Patxi López y Rodolfo Ares y cinco representantes de Batasuna serán juzgados a partir de hoy en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en Bilbao, por las reuniones que mantuvieron en 2006, durante el alto el fuego de ETA.

En la víspera de un juicio sin precedentes por ser la primera vez que se juzga a un lehendakari, la Presidencia del Gobierno vasco ha deseado que el proceso "concluya cuanto antes con una sentencia absolutoria, para dejar claro que el diálogo no puede criminalizarse o tener un reproche penal".

La Ejecutiva del PNV ha hecho pública una declaración de apoyo a Ibarretxe, en la que afirma que simbólicamente "todo el cuerpo social" del partido se sentará junto a él en el banquillo, "fundidos en una sola persona".

El texto del PNV defiende que "el juicio jamás debería haberse celebrado ni admitido el procesamiento de los encausados" y considera "un grave desatino que se siente en el banquillo de los acusados al diálogo político".

Estima "particularmente grave y significativo" que sea "el máximo representante institucional de un país" el encausado "por la propia limitación de los derechos y deberes que pudiera derivarse del proceso" y porque al "situar en el banquillo de los acusados a un lehendakari-presidente democrático en cierta medida imputa a todo el sistema institucional".

Además, el PNV ha anunciado que su Ejecutiva acompañará hoy a Ibarretxe hasta la escalinata de acceso al Palacio de Justicia desde su sede, ubicada a pocos metros, aunque no se convocará a las bases como en ocasiones anteriores.

El socialista Patxi López se ha mostrado "absolutamente convencido" de que el juicio "quedará absolutamente en nada" porque "no habrá ningún tribunal que diga que la política no tiene que servir para avanzar en el camino de la paz y para resolver nuestros problemas".

Ha dicho encarar al juicio "con naturalidad y tranquilidad" y convencido de que se llegará al final del proceso "sin ningún cargo, porque no hay nada punible en nuestra actuación".

"No hemos cometido ningún delito, sino al contrario, cumplimos con nuestra obligación porque cualquier político tiene la obligación, cuando hay una oportunidad para conseguir la paz, como creíamos que existía entonces, de intentarlo", ha subrayado.

Arnaldo Otegi ha considerado que este procedimiento "quiere transmitir que hablar, que dialogar, que buscar soluciones y no culpables es algo perseguible en el Estado español".

"Va a ser el único caso en Europa en el que los interlocutores de un proceso de negociación van a ser sentados en el banquillo por buscar soluciones y no culpables", ha señalado Otegi y ha añadido que el juicio "va a sentar en el banquillo a la naturaleza antidemocrática del Estado español".

También han criticado este juicio Eusko Alkartasuna, que lo ha calificado de "esperpéntico e intolerable", y Ezker Batua, que lo ha catalogado como una "penosa escenificación de un circo judicial".