Publicado: 11.06.2014 11:17 |Actualizado: 11.06.2014 11:17

El PNV considera que en el siglo XXI, "el rey debe ganarse el trono"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una reforma constitucional que aborde "los problemas existentes de crisis institucional, de modelo de Estado, de transparencia, buscando renovados consensos". Esa es la propuesta que esta mañana ha hecho el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, en el debate de la ley orgánica que ratificará la abdicación de Juan Carlos. "Para que demos nuestra aquiescencia a la forma de Gobierno deberá renegociarse el conjunto de la Constitución, discutir y acordar el propio modelo de Estado", agregó.

Mientras eso no llegue, los nacionalistas vascos no participarán en un proceso que sólo pone "parches" a la Carta magna actual, cuyo texto no fue ratificado en su día por este partido ni por la mayoría de la ciudadanía vasca. "La ley que hoy votamos no viene a suponer más que un darse por enterado. Técnicamente, votar no sería exigier al monarca que continuara.  Pero aunque a algunos les gustaría que esta ley fuera la ratificación de la pompa y boato posterior [en referencia a la proclamación del futuro Felipe VI], hoy está en juego fijar la posición de cada grupo 36 años después [de la aprobación de la Constitución]: sí se debate sobre monarquía o república", expuso. "El PNV quedó excluido hace 36 años; ahora no ratificará aquel pacto constitucional porque nunca nos hemos sentido parte de aquel acuerdo", agregó.

Esteban: "El rey no podrá limitarse a ser una figura de cera que se pasee de evento en evento" Para Esteban, además, la monarquía es una institución heredera del franquismo y, por ello, consiera que en la actualidad la ciudadanía debe poder votar sobre el modelo de Estado al que quiere pertenecer. "En el siglo XXI, el rey debe ganarse el trono", espetó, cuestionando también que la figura del jefe del Estado sea "inviolable". "No es comprensible que el Jefe de Estado no responda penal ni civilmente por las acciones que haya realizado en el ámbito privado; ¿qué naturaleza puede justificar que sea irresponsable a diferencia del resto de los ciudadanos?", se preguntó.

Y, en cualquier caso, Esteban cuestionó la necesidad de contar con la figura de un monarca. "En el siglo XXI los ciudadanos eligen a quienes les representan. Otra figura puede ser aceptable si cumple dos condiciones: que respete el funcionamiento democrático y que tenga utilidad práctica para solucionar problemas", comenzó su argumento. "Hoy la monarquía parece carecer de esa utilidad. ¿Qué plus aporta que no aportaría una república? ¿Representa la monarquía la unidad de la nación? Negamos la mayor", opinó el portavoz del PNV haciendo referencia también a las peticiones soberanistas de Catalunya y Euskadi. En este sentido, Esteban pidió al futuro Felipe VI  "valentía para que afronte con realismo los problemas de Estado". "Debe utilizar sus poderes de arbitraje; sólo así dará sentido a la monarquía", agregó. Y concluyó, lanzando una crítica a Juan Carlos: "El rey no podrá limitarse a ser una figura de cera que se pasee de evento en evento".