Público
Público

El PNV se desmarca de la huelga y pide una reflexión a los sindicatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha rechazado hoy la convocatoria de una huelga general por parte de los sindicatos nacionalistas vascos y les ha instado a hacer "un acto profundo de reflexión" hasta vislumbrar "un equilibrio" entre "la necesidad de una reforma para crear empleo y los derechos de los trabajadores".

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS y EHNE han convocado una huelga general en Euskadi y Navarra para el próximo 29 de marzo, en protesta por las reformas laboral y de la negociación colectiva aprobadas por el Gobierno del PP y en defensa de "los derechos sociales y laborales de Euskal Herria".

Al término de una conferencia ofrecida por la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, Urkullu ha dicho que respeta el derecho de las centrales a convocar una huelga, pero ha expresado su preocupación ante la posibilidad de que, tras el paro en Euskadi, pueda venir otro convocado en toda España, y ante las repercusiones que vayan a tener estas movilizaciones ante la actual crisis.

Para Urkullu, la "clave" para salir de esa situación de crisis es "generar empleo y generar economía", y para ello son "necesarias", a su juicio, una serie de reformas, incluida la del mercado laboral.

Por ello, ha instado a los sindicatos a hacer una reflexión para buscar "un equilibro" entre los derechos de los trabajadores y "lo que deben hacer para ayudar a generar empleo".

Ha criticado con ironía que las centrales vascas sean "innovadoras" en la convocatoria de una huelga general y ha afirmado que el PNV no respaldará el paro.

Ha manifestado la intención de su partido de "colaborar en esa búsqueda del equilibrio", por lo que ha anunciado que el grupo nacionalista en el Congreso presentará sus iniciativas en el trámite de enmiendas de la reforma laboral redactada por el Gobierno.

"La situación requiere del esfuerzo por parte de todos para lograr un consenso" y así lo ha reivindicado el PNV ante el anterior Gobierno del PSOE y ahora con el del PP, si bien Urkullu ha lamentado no haber tenido respuesta a su planteamiento de "reeditar pactos de Estado como fueron los pactos de La Moncloa".

Ha confiado en que "el PP atienda las propuestas de los grupos".