Público
Público

El PNV no participará en un nuevo diálogo con ETA si no hay "una garantía de alto el fuego definitivo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha dicho hoy que su partido no volverá a participar en un proceso de diálogo similar al que derivó en la ruptura de la tregua si no hay "una garantía de alto el fuego definitivo" por parte de ETA.

Urkullu ha asegurado que la "condición necesaria" para emprender un proceso de resolución del conflicto vasco es "el desarme previo y acreditado" de ETA y "el cumplimiento de la legalidad vigente por parte del Estado en materia de Derechos Humanos".

El líder del PNV ha efectuado estas manifestaciones en el Foro Martín Ugalde de Andoain (Guipúzcoa), donde ha pronunciado una conferencia titulada "Alternativa política para Euskadi", que han seguido entre el público varios dirigentes y cargos públicos de su partido, además del ex lehendakari José Antonio Ardanza.

El presidente de esta formación en Guipúzcoa, Joseba Egibar, y la portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, han asistido a este acto, desarrollado únicamente en euskera, antes de cuyo comienzo los miembros de este partido fueron increpados por un reducido grupo de jóvenes con gritos de "PNV, fraude".

Urkullu ha destacado que su formación no participará en "ningún diálogo resolutivo" que en el futuro puedan emprender "ETA y cualquier Gobierno de España" mientras "no tenga una habilitación parlamentaria, un control parlamentario y una sanción parlamentaria, vasca y española".

Ha opinado además que "sólo quien está dispuesto a fracasar y a pechar con los gastos que el fracaso supone" reúne las condiciones para afrontarlo de forma "creíble y exitosa".

El dirigente del PNV cree que ETA "mantiene el dedo en el gatillo mientras dialoga" porque "no asume el potencial de su propio fracaso", y que si los sucesivos Gobiernos "no se han empeñado en un auténtico diálogo resolutivo" es porque "temen que el fracaso les pueda suponer la pérdida de poder", lo que a su juicio "de ninguna manera se plantean".

Ha agregado que su formación ha participado "en diálogos ya entablados" cuando ha sido "convocado" por ETA y el Gobierno, y lo ha hecho, o "porque el diálogo estaba enquistado", o porque se les reclamaba como "coparticipes-testigos" ante "los síntomas de fracaso".

Urkullu ha subrayado que es preciso lograr "un marco estable diferente al actual" y ha reiterado la disposición del PNV de "llegar a una acuerdo que fije el cauce y siente las bases del futuro para satisfacción de la nueva sociedad vasca, en un ámbito de relación jurídico-política".