Público
Público

PNV y PSE chocan ante la primera reunión para formar gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las comisiones negociadoras de PNV y PSE mantendrán el jueves su primera reunión con posiciones totalmente antagónicas dentro de la ronda de contactos iniciada por el partido nacionalista para formar gobierno en el País Vasco tras las elecciones del domingo.

Mientras que PNV ha anunciado que busca "un acuerdo de estabilidad política y económica de amplia base" liderado por su candidato, Juan José Ibarretxe, los socialistas dudan de la utilidad del encuentro y han dejado claro que no renuncian a su proyecto de ver a Patxi López como lehendakari.

"Es evidente que con las posiciones que están manifestando en la prensa (el PNV) es muy difícil que sirva en algo o que avance en algo esta reunión. Yo dije que íbamos a acudir porque es lo que corresponde, pero que tampoco íbamos a renunciar por nuestra parte a hablar con el resto de partidos políticos para buscar esos apoyos si el PNV no los tiene", dijo López en una entrevista el jueves con la Cadena SER.

El candidato socialista se estaba refiriendo a las declaraciones realizadas por el presidente del EBB, Iñigo Urkullu, que calificó de "golpe institucional" la intención del PSE de acceder a la lehendakaritza. Los nacionalistas defienden su derecho a gobernar al haber ganado las elecciones con 30 escaños de los 75 del Parlamento de Vitoria.

El PNV considera que el resto de fuerzas políticas deberían respetar que sea el partido mas votado, aunque PSE, Partido Popular y UPyD sumarían la mayoría absoluta de 38.

"Lo primero que tiene que entender el PNV es que es un partido político y que a veces estará en el Gobierno y a veces en la oposición y no pasa absolutamente nada y no tiene que echarnos maldiciones bíblicas encima (...) Demuestra poco talante democrático", afirmó el candidato socialista.

López anunció que tiene la intención de formar un Gobierno "con los mejores, tengan o no tengan el carnet del Partido Socialista", y que ya tiene pensadas a varias personas que podrían integrar su ejecutivo, aunque no dio nombres.

Urkullu declaró el miércoles que sería "irresponsable" en la situación económica actual "someter nuestra arquitectura institucional a inestabilidad o a experimentos que pueden valer para llegar a Ajuria Enea, pero que luego indefectiblemente llevaran o a gobernar Euskadi desde el frentismo, o si no a la parálisis de nuestro sistema institucional".

Para Patxi López, un posible acuerdo con el PP no supondría que existiera "frentismo" en el Gobierno vasco.

"El frentismo no lo hacen las siglas, lo hacen las políticas y las decisiones", afirmó. "Habrá que utilizar toda la diplomacia para buscar acuerdos con todas las fuerzas".

López insistió en su negativa a apoyar a la formación nacionalista, que ya ha declarado que no "sacrificará" a Ibarretxe, y señaló que la única alternativa era un lehendakari socialista.

"Creemos que ha llegado ya el tiempo de cambiar de liderazgo. Además no va es malo para el PNV que decida qué es lo que quiere, si quiere optar por seguir por esa vía radical nacionalista que nos ha tenido empantanados y en conflicto permanente en este país durante al menos 10 años o quiere volver a ese nacionalismo moderado pragmático que busca acuerdos para hacer país", afirmó.

Tras la cita de hoy con los socialistas, el PNV tiene ya cerradas reuniones con el resto de partidos excepto con el PP, que por problemas de agenda ha retrasado su cita en Sabin Etxea para el lunes o martes.