Público
Público

El poeta uruguayo Eduardo Milán cree que vivimos en una sociedad "hedonista donde lo complejo no tiene lugar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El poeta uruguayo Eduardo Milán ha afirmado hoy en Logroño que "vivimos en una época donde hay una simplificación del gusto, en el mal sentido del término, se simplifica todo lo que era trabajoso", la sociedad es hedonista y "lo complejo no tiene lugar".

En una rueda de prensa, el ensayista uruguayo, que participa en las Jornadas de Poesía de Agosto Clandestino, ha estado junto al también poeta chileno, Eduardo Fariña en la presentación de sendos libros, "Evacuación del sentido", de Milán, y "Promesa y Conquista", de Eduardo Fariña .

Fariña debuta en el mundo literario y Milán es, según el poeta Enrique Cabezón, "una de las voces ineludibles" de la poesía escrita en español en el mundo, aunque ambos "tienen muchos puntos en común".

"Promesa y conquista", fue escrito por Fariña en España y en él, muestra que hay inquietudes sobre el encuentro de sí mismo con el lenguaje.

También ha dicho que "trata de trabajar el texto más que inspirarse para escribir", ya que cree más en el trabajo y en las lecturas que en la inspiración

El poeta uruguayo ha abordado su relación con el lector que, según el artista es "absolutamente la contraria a la cautividad", es decir, la relación tipo "el lector pide algo y el artista se lo da" hay que romperla porque "ningún artista debe deberse a su público".

"Hay que establecer un vínculo extraño entre poesía y lector como si se conocieran por primera vez", ha señalado.

Para Milán el trabajo poético es "buscar, estar en un estado propiciatorio", ya que "si uno crea ese estado", la inspiración viene, "tú mismo te puedes engañar y creer que la inspiración viene de la voluntad".

"No hay más gracia que aquella gracia que tú creas de manera más o menos agradecida", apunta.

También ha declarado que uno siempre escribe por necesidad, "hay en uno esa necesidad de escribir", y ha añadido que, "si no existe la necesidad profunda de escribir, es mejor no escribir".

"La escritura de uno es totalmente prescindible, y con honestidad se puede reconocer y seguir adelante", opina.

Además ha afirmado que "no hay una educación poética", aunque explica que hubo un momento en que la poesía fue popularizada por cantautores como Serrat, ahí lo que se podría entender como una educación para la poesía depende de otros factores como el canto y eso "no está en el poema, está en Serrat".

Milán ha considerado que la popularidad o de la masificación no es una condición de valor, pero "la poesía para alguien que es sensible al arte es algo que se capta inmediatamente y no te suelta".

"Poemas que son muy dificiles de tragar, sin embargo te pueden tomar y no soltarte", confiesa y concluye: "hay algo que tiene la poesía que te atrapa y eso significa que es buena".