Público
Público

Polanski pasa su arresto domiciliario en un chalet

El cineasta fue trasladado hoy y tendrá que llevar un brazalete electrónico de control

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta franco-polaco Roman Polanski, encarcelado en Suiza desde hace más de dos meses, ha sido liberado y trasladado al chalet que posee en la estación de esquí de Gstaad, para cumplir arresto domiciliario.

Polanski llegó minutos antes de la una de la tarde (12.00 GMT) aparentemente en uno de los dos coches negros con cristales tintados que entraron en el garaje de la vivienda, según creen los periodistas apostados ante la casa, aunque nadie le ha podido ver.

El cineasta, de nacionalidad francesa y polaca, dejó EEUU en 1978 después de ser acusado de tener relaciones sexuales con una menor.

Durante su arresto tendrá que llevar un brazalete electrónico para controlarle. Media hora antes de que llegara el realizador, un vehículo de la empresa de seguridad que ha establecido el sistema de control entró en el garaje de la casa para organizarlo todo.

En la casa ya lo esperaban su esposa, la actriz francesa Emmanuelle Seigner, y sus dos hijos: Morgane, de 16 años, y Elvis, de 11.

La Justicia suiza le impuso una fianza de 4,5 millones de dólares a la espera del proceso empezado por EEUU para conseguir su extradición. Polanski se ha negado en todo momento a aceptarla.