Público
Público

Polaris World se prepara para suspender pagos

La promotora inmobiliaria negociará una deuda de 900 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La promotora inmobiliaria Polaris World, abanderada del modelo de desarrollo económico del gobierno murciano, que preside Ramón Luis Valcárcel, del PP, ha dado el paso previo para entrar en fase de concurso de acreedores (el antiguo procedimiento de suspensión de pagos). Polaris ha pedido al juzgado número 2 de lo Mercantil de Murcia autorización para negociar durante tres meses la deuda que tiene con los acreedores, y que según diversas fuentes, se estima en 900 millones de euros. Si no hay acuerdo, el grupo Polaris deberá pedir al juez que lo declare en concurso voluntario de acreedores y nombrar un administrador concursal, según lo que establece el artículo 5.3 de la Ley Concursal.

Mediante este trámite, Polaris se asegura de que en los próximos tres meses ningún acreedor pueda instar judicialmente el concurso. Este procedimiento es el mismo utilizado por Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, para negociar la elevada deuda de su aerolínea Air Comet.

Los problemas financieros de Polaris vienen de lejos. El pasado mes de junio, Polaris mostró señales de debilitamiento económico cuando planteó reducir a cero su deuda con bancos y cajas proponiendo una fórmula denominada dación en pago, mediante la cual las entidades bancarias pasarían a ser propietarias de la mayoría de los seis complejos residenciales, y la empresa quedaría como mera comercializadora de los apartamentos. Entre los bancos que apoyaron económicamente a Polaris en su momento se encuentran Cajamurcia, Bancaja, Banco Popular, CAM y Banco de Valencia.

Los problemas financieros de Polaris vienen de lejos

Un año antes, la empresa fundada por Pedro García Meroño, socio de alguno de los líderes del PP regional, ya dio la voz de alarma cuando solicitó al ayuntamiento de Torre Pacheco (Murcia) el aplazamiento del pago de los convenios urbanísticos en esa localidad, al no obtener avales bancarios.

La empresa es refugio de importantes cargos del Partido Popular, que terminan en puestos de dirección al abandonar la política, como es el caso del ex consejero de Presidencia, Fernando de la Cierva. Fue fundada en 2001 por Facundo Armero y Pedro García Meroño, promotores inmobiliarios de Torre Pacheco, que se lanzaron a una fuerte campaña de expansión de sus proyectos en la costa murciana, que incluía publicidad masiva en España y el extranjero.

Llanera, la primera
Se hundió y ya salió a flote
La valenciana fue la primera gran inmobiliaria en caer, en octubre de 2007, y la primera en salir del pozo: en septiembre pasado, logró los votos necesarios entre sus acreedores para aprobar el calendario para devolver los 216 millones de euros que debe.

Grupo Lábaro
Demasiadas deudas
En marzo de 2008, Lábaro suspendió pagos, con una deuda de 700 millones. La inmobiliaria manchega optó por el concurso voluntario de acreedores, una vía utilizada luego por Martinsa, entre otras, que permite ganar tiempo en la negociación.

Martinsa-Fadesa
Un pasivo histórico
La inmobiliaria del ex presidente del Real Madrid Fernando Martín protagonizó en julio de 2008 la mayor suspensión de pagos de la historia de España, con un pasivo de más de 4.000 millones.

Habitat
Demasiada ambición
El dueño de Habitat, Bruno Figueras, compró la filial inmobiliaria de Ferrovial justo antes del ‘crash’ del sector. Tuvo que suspender pagos en noviembre de 2008, con 2.300 millones en deudas.

Nozar
De momento, la última
El grupo de la familia Nozaleda se declaró en concurso en septiembre pasado, con un pasivo de 700 millones de euros.