Público
Público

La Policía acusa al grupo de Murdoch de obstruir la investigación sobre las escuchas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Altos mandos de la Policía Metropolitana de Londres (MET, Scotland Yard) acusaron hoy a News International, propiedad de Rupert Murdoch, de haber obstruido su investigación inicial sobre escuchas ilegales supuestamente practicadas en periódicos del grupo.

En una comparecencia ante una comisión parlamentaria, el subcomisario John Yates y su excolega en el mismo cargo Peter Clarke denunciaron por "falta de cooperación" a la filial británica de News Corporation, el conglomerado empresarial de Murdoch que gestiona sus publicaciones en el Reino Unido.

El más contundente fue Clarke, encargado entre 2005 y 2006 de las pesquisas iniciales sobre escuchas ilegales, quien afirmó que la investigación solamente pudo avanzar hasta donde lo permitieron los abogados de "News of the World", el periódico en el centro de las acusaciones y gestionado por News International.

Los altos mandos policiales comparecieron debido a las acusaciones de corrupción que pesan sobre algunos agentes por recibir supuestamente dinero de periodistas de ese tabloide a cambio de información.

En relación a la primera investigación policial, Clarke dijo que les dieron "muy poco material" y añadió que, "si News International hubiera ofrecido una buena cooperación en lugar de la prevaricación y lo que ahora sabemos que eran mentiras, no estaríamos hoy aquí".

Esa información "limitada" les permitió resolver la pesquisa de entonces -centrada en los pinchazos a la familia real británica y que se saldó con la condena del corresponsal de realeza del "News of the World" y su socio el detective Glen Mulcaire- pero no seguir investigando al periódico.

En una época de máxima alerta terrorista, se valoró que sería una pérdida de tiempo y recursos examinar los 11.000 folios de material incautados a Mulcaire, afirmó Clarke.

Hace unos días, se supo que News International no facilitó a la Policía hasta junio correos electrónicos inculpatorios que demostrarían que la práctica de las escuchas ilegales estaba muy extendida en la publicación y que hubo sobornos a la Policía.

El "News of the World" ha sido ahora cerrado, tras la detención de varios de sus reporteros en relación con los pinchazos ilegales a buzones de voz de móviles de personas conocidas para obtener exclusivas y presuntos pagos a agentes.

Sobre esos supuestos sobornos a la Policía, Yates aseguró que él mismo, cuyo teléfono también fue pinchado, nunca recibió dinero de periodistas a cambio de información, pero es "altamente probable" que colegas suyos sí lo hicieran.

En su comparecencia, Yates lamentó haber decidido en 2009 no reabrir la investigación sobre las escuchas, al considerar que no había pruebas nuevas, después de que el diario "The Guardian" publicara que habían afectado a miles de personas.

"Recientemente han facilitado una información y unas pruebas que, de haberlas tenido antes, habrían tenido un efecto significativo en la decisión que tomé en 2009", afirmó.

El ex primer ministro británico Gordon Brown denunció que detalles personales suyos también habían sido obtenidos por periodistas de medios de News International, incluido el historial médico de su hijo Fraser, que padece fibrosis quística.

En el caso de las escuchas, la comisión parlamentaria de Cultura, Medios de comunicación y Deportes ha llamado a declarar el próximo martes a Rupert Murdoch, su hijo James y la exdirectora del "News of the World" y actual consejera delegada de News International, Rebekah Brooks.