Público
Público

La policía alemana disuelve bloqueos y sentadas contra un convoy de residuos nucleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía alemana disolvió a primeras horas de este sábado varias sentadas de activistas antinucleares en el estado de Baja Sajonia, en protesta por el transporte de residuos hacia el cementerio nuclear de Gorleben (norte del país).

Los manifestantes se habían apostado en una carretera de la región a la que se llegará el convoy nuclear que partió ayer de la planta de reprocesamiento de Le Hague (Francia) y que anoche entró en territorio alemán envuelto en acciones de protesta.

Se trata del primer transporte de residuos desde hace dos años y la policía ha preparado un dispositivo de 10.000 efectivos a lo largo del trayecto por Alemania para evitar acciones de bloqueo.

Se calcula que el tren llegará a Wörth, en Renania Palatinado, a primera hora de la tarde de hoy, tras lo cual seguirá viaje hacia Gorleben, a unos mil kilómetros de distancia.

El último tramo, de unos veinte kilómetros, entre la vecina ciudad de Dannenberg y el cementerio de Gorleben, es el más complejo, puesto que los contenedores son trasladados del tren a un convoy de camiones que completan el trayecto por carretera.

En el pasado, estas operaciones iban acompañadas de grandes manifestaciones del colectivo antinuclear que en ocasiones generaron batallas campales contra la policía.

Cientos de manifestantes llegaron en la tarde del viernes a Dannenberg para participar hoy en las concentraciones contra el convoy y se estima que seguirán en la región acampados todo el fin de semana.

El cementerio de Gorleben fue construido en 1983 para acoger provisionalmente residuos de las plantas nucleares alemanas, a la espera que se habilite un depósito definitivo, en algún emplazamiento aún no determinado.

Hasta ahora ha recibido once de estos transportes, que quedan depositados en una nave de alta seguridad de 200 metros de largo por 40 de ancho.