Público
Público

La Policía apunta a la enajenación mental del malí detenido como causa del homicidio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

K.K., el malí detenido hoy en El Ejido (Almería) tras matar presuntamente a un ciudadano de Gambia de 26 años identificado como J.L., al que ha asestado varios golpes en al cabeza con un palo, podría haber sufrido una enajenación mental transitoria, según han informado a Efe fuentes policiales.

Las fuentes han concretado que el presunto homicida, de 25 años y afincado en El Ejido, donde convivía con varios compatriotas, empezó a mostrar un comportamiento especialmente agresivo hace tres días, momento desde el que sufría alucinaciones, motivo por el que esta madrugada precisó de atención médica en el hospital de Poniente.

Unas seis horas después de abandonar las dependencias hospitalarias, donde le suministraron el correspondiente tratamiento médico, varios testigos le han visto perseguir en el camino del Ayudante, próximo a la barriada ejidense de Pampanico, a dos varones de origen subsahariano que no guardaban relación alguna con él.

Sin que mediara discusión previa entre el ahora detenido y los dos subsaharianos, que trataban de huir del primero, que a las 9.10 horas empezó a perseguirles con un palo en la mano, K.K. ha logrado darles alcance y ha asestado varios golpes en la cabeza a J.L., un joven natural de Gambia que ha fallecido en el lugar.

Varios testigos, que circulaban en ese momento por la carretera en la que se produjo la mortal agresión, han increpado al hombre su actitud, por lo que éste se ha abalanzado contra ellos antes de dirigirse a una cooperativa próxima, en la que ha agredido a varios trabajadores, entre ellos el gerente.

En total, siete ciudadanos españoles han resultado heridos de carácter leve producto de los golpes que les ha asestado el ciudadano malí, que también ha causado daños en varios turismos.

El más grave de los heridos sufre una fractura en el brazo, según ha concretado las fuentes, que han detallado que el arresto del hombre, que ha tenido que ser reducido por la Policía Nacional, se ha producido en la cooperativa donde ha acudido tras el homicidio.

El detenido podría pasar el próximo jueves a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de El Ejido.