Público
Público

La Policía blindará Dadaab para proteger la atención humanitaria

Kenia sigue buscando a las dos cooperantes españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía de Kenia blindará Dadaab para restablecer la atención humanitaria de Naciones Unidas en este campamento de refugiados, el mayor del mundo con una población superior a las 450.000 personas. Entretanto, el Ejército keniano continuaba sus operaciones en Somalia para combatir con las milicias islamistas de Al Shabab, responsabilizadas por el Gobierno del país del secuestro el jueves de las dos cooperantes españolas de Médicos Sin Fronteras (MSF).

'El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) está trabajando con la Policía para mejorar en adelante la seguridad en el interior de Dadaab así como en su entorno', declararon fuentes de Acnur en Nairobi a Público. Entre otras cosas, se incrementará el número de policías en el interior del campamento, se instalarán nuevos dispositivos de control policial y se dotará de equipos de radio a los vehículos de Acnur.

El mayor campo de refugiados del mundo tendrá más vigilancia interna

El pasado viernes, un día después del secuestro de las dos cooperantes españolas de MSF, esta organización evacuó a su personal internacional del campamento de refugiados keniano, dejando en la zona sólo a personal local. Ese mismo día, Acnur decidió reducir operaciones, lo que ha motivado que la atención humanitaria en el campamento de refugiados se haya quedado mermada.

Las fuentes de Acnur detallaron que entre las medidas de seguridad que implantará la Policía se encuentran 'el incremento de puntos de control adicionales y el despliegue de más puestos de Policía en el interior del campamento'. La agencia de la ONU, por su parte, ha decidido 'reforzar la capacidad de seguridad de su personal dotándolos con más vehículos y equipos de comunicación para que se desplacen por los campamentos'.

La ONU refuerza la seguridad de su personal en el campamento

Junto a esto, se construirá un centro de tránsito en la ciudad de Liboi (la última antes de la frontera con Somalia), donde todas las personas que busquen asilo en Kenia serán examinadas para intentar asegurar que se trate de refugiados y evitar que asaltadores o grupos violentos se introduzcan en los campos.

Las fuentes de Acnur aclararon que, a pesar de la suspensión temporal el viernes de las acciones humanitarias no urgentes llevadas a cabo por esta agencia y sus socios, los servicios de agua, comida y salud se mantienen.

Kenia aumenta los controles fronterizos de quienes llegan desde Somalia

En cuanto a las acciones militares del Ejército de Kenia hacia el interior de Somalia fueron continuadas por un amplio contingente militar y por helicópteros, según la agencia AFP. Esta acción fue anunciada el sábado en Nairobi por los ministros de Seguridad Interior, George Saitoti, y de Defensa, Yusuf Mohamed Haji, quienes alegaron que se trataba de una acción en defensa propia tras los ataques de Al Shabab, el último de ellos, según añadieron, el secuestro de las dos cooperantes españolas de MSF Monserrat Serra, de 40 años, y Blanca Thiebaut, de 30, quienes fueron raptadas a las 13.00 horas (hora local) del jueves.